Diccionario de Especialidades Farmacéuticas.

Definición de Medicinas, Substancias Activas, Presentación e Indicaciones


ATREXEL


En esta página se pueden buscar definiciones de medicamentos, substancias activas, presentaciones, forma farmacéutica y formulación, indicaciones, contraindicaciones, dosis y vía de administración de casi todas las medicinas en venta.

Si desea buscar en el nombre de la medicina, hay que palomear la opción MEDICAMENTO, si quiere también buscar en la SUBSTANCIA ACTIVA o en las INDICACIONES, entonces palomear las opciones deseadas.

Por Ejemplo:

Para buscar los medicamentos INDICADOS para el resfriado o embarazo, se palomea la opción INDICACIONES y se pone en el campo de busqueda la palabra "resfriado" o "embarazo".

Para buscar los medicamentos que tengan como SUBSTANCIA ACTIVA Ibuprofeno o Piroxicam se palomea la opción SUBSTANCIA y se pone en el campo de busqueda la palabra deseada.

No usar acentos.


A  B  C  D  E  F  G  H  I  J  K  L  M  N  O  P  Q  R  S  T  U  V  W  X  Y  Z  
Tip: Si se hace doble-click sobre una palabra, esta automáticamente se copia al campo de búsqueda.


SCHERING-PLOUGH, S.A. DE C.V.
 
Av. 16 de Septiembre Núm. 301,Col. Xaltocan, Deleg. Xochimilco 16090 México D.F.
Tel.: 5728-4444



ATREXEL 

Tabletas

METOTREXATO

DESCRIPCION:
ATREXEL. Tratamiento de la artritis reumatoide. Tabletas. SCHERING-PLOUGH


FORMA FARMACÉUTICA Y FORMULACIÓN

Cada TABLETA contiene:

Metotrexato....................................... 2.5 mg

Excipiente, c.b.p. 1 tableta.



DESCRIPCION

El metotrexato es un antimetabolito utilizado en el tratamiento de la artritis reumatoide. El nombre químico del metotrexato es N-[4[[(2,4-diamino-6 pteridinil)metil] metilamino]benzoil]-L-ácido glutámico.


INDICACIONES TERAPÉUTICAS

ATREXEL® está indicado en el tratamiento de artritis reumatoide (AR) solo o en combinación con otros fármacos antirreumáticos modificadores de la enfermedad (FARME), incluyendo sulfasalazina e hidroxicloroquina, entre otros. Además, puede ser utilizado junto con las nuevas terapias biológicas (agentes anti-TNF).

El control de la inflamación con FARMEs en la artritis reumatoide retarda la pérdida de la densidad ósea, mejora la función y reduce la tasa de erosiones articulares. El metotrexato es el FARME más comúnmente utilizado en la terapia de la artritis reumtaoide.

Eficacia clínica: El metotrexato es efectivo para el tratamiento de la artritis reumatoide. En pacientes con ar­tritis reumatoide, el efecto de metotrexato sobre la inflamación y sensibilidad articulares se puede observar durante las primeras 3 a 6 semanas. En combinación con sulfasalazina e hidroxicloroquina metotrexato proporciona beneficio en aproximadamente 77% de los pacientes, lo cual es mejor que en el caso de monote­rapia, en pacientes que han fallado a regímenes terapéuticos previos.

Monoterapia: El metotrexato en dosis de 5 a 30 miligramos por semana fue efectivo en el tratamiento de artritis reumatoide refractaria en 18 de 24 pacientes. Todos los pacientes tenían actividad persistente a la enfermedad a pesar de otros agentes, o desarrollaron toxicidad al oro y a la D-penicilamina. En pacientes respondedores, el fármaco fue administrado en promedio por 30 meses (dosis total promedio 1,726 miligramos). Dos pacientes no completaron el estudio debido a efectos secundarios en los inicios del tratamiento. La mejoría clínica fue evidenciada por una disminución en el conteo y puntuación de articulaciones en escalas de dolor, duración de la rigidez matutina, y velocidad de sedimentación.

Se obtuvieron radiografías de la mano, muñeca y pie previos al tratamiento, al inicio y durante el tratamiento, para determinar si el tratamiento semanal alteró la progresión de la enfermedad. A pesar de que se prolonga la mejoría clínica, el fármaco no alteró significativamente la tasa de progresión radiográfica del daño articular o el desarrollo de erosiones y la disminución del espacio articular. En un estudio cruzado controlado con placebo , el pulso semanal de la terapia con metotre­xato fue evaluado en 12 pacientes con artritis reumatoide refractaria. Después de probar una dosis de 5 mili­gramos (mg), metotrexato fue administrado inicialmente a 10 mg/semana por 3 semanas y escalado durante 11 semanas a un máximo de 25 mg/semana si la respuesta clínica era subóptima.

Después de 13 semanas de tratamiento, 10 pacientes tuvieron una mejoría mayor de 50% en el conteo de articu­laciones y la puntuación de inflamación y sensibilidad,
2 pacientes sólo mejoraron de 20 a 25%. Once de los 12 pacientes requirieron de la dosis máxima para obtener respuesta. La mejoría clínica fue directamente correlacionada con 50% de decremento en la velocidad de sedimentación globular (VSG). En un estudio prospectivo, doble ciego y multicéntrico, 189 pacientes fueron aleatorizados para recibir placebo o ­metotrexato 2.5 mg vía oral 3 veces por semana por 18 semanas; se duplicó la dosis después de 6 semanas si no se obtenía respuesta. Ocurrió mejoría significativa en todas las variables clínicas (evaluadas por el paciente y el médico) en pacientes que recibieron metotrexato; no obstante, no se observaron remisiones.

Más de un tercio de los pacientes que recibieron metotrexato fueron retirados del estudio debido a efectos secundarios, el más común fue elevación de enzimas hepáticas. Pancitopenia y leucopenia moderada ocurrieron en 2 pacientes. Una vez que metotrexato fue descon­tinuado se resolvieron los efectos adversos sin dejar secuela. Los autores concluyen que metotrexato resultó efectivo al mejorar los síntomas articulares, pero recomendaron una vigilancia estrecha para toxicidad.

Terapia combinada: Dosis bajas de metotrexato (5 mg/semana) mejoraron significativamente todas las variables clínicas evaluadas (número de articulaciones inflamadas o dolorosas, rigidez matutina, velocidad de sedimentación globular), sin producir toxicidad no­table en 25 pacientes ancianos (mayores de 70 años) con artritis reumatoide. Los pacientes recibieron metotrexato por un año a dosis de 5 mg/semana. Adicionalmente, se permitió a los pacientes tomar prednisona de 5 a 12.5 mg diariamente y/o no más de tres tabletas de sulindaco diariamente. Una marcada mejoría clínica y reducción en la dosis de esteroide fue observada tres meses después de iniciar el tratamiento. La dosis prome­dio de esteroide fue reducida de 8.2 a 2.8 mg durante un periodo de 12 meses.

Dos pacientes requirieron que se incrementara la dosis de metotrexato a 7.5 mg después de tres meses ­debido a la falta de eficacia. Una revisión de estudios clínicos donde se utilizó la terapia combinada de metotrexato y ciclosporina, en el tratamiento de artritis reumatoide avanzada, fue reportada. Un estudio de 59 pacientes con artritis refractaria o intolerantes a otras modalidades de tratamiento, mostró eficacia con metotrexato. Los pacientes recibieron metotrexato 10 a 2.5 mg/semana vía oral o intravenosa dividido en 2 a 3 dosis por una periodo de 24 a 36 horas en un promedio de 15 meses (rango de 4 a 42 meses), antiinflamatorios no esteroideos (AINEs) y/o prednisona no fueron descontinuados siempre y cuando hubieran sido utilizados previo al inicio con metotrexato.

A los 6, 18 y 24 meses del inicio, el número de articulaciones inflamadas, sensibles o dolorosas se redujo significativamente; existió una reducción apreciable de la rigidez matutina a los 6 y 12 rneses; y la auto-percepción de la actividad de la enfermedad mejoró. Entre 41 pacientes que tomaron en forma concomitante AINEs, la dosis se mantuvo sin cambio en 82%, disminuida en 9.8%, y se incrementó en 7.9%. Se desarrollaron efectos secundarios en 31 pacientes (53%), usualmente en los primeros 12 a 18 meses, incluyendo enzimas hepáticas elevadas, lesiones mucocutáneas leves, náusea y diarrea. La suspensión temporal y el regreso a una ­dosis baja controlaron los efectos secundarios. Tres ­pacientes con enfermedad pulmonar preexistente desarrollaron dificultad respiratoria que se resolvió al descontinuar el metotrexato.

El metotrexato en combinación con sulfasalazina e hidroxicloroquina es más efectivo que la monoterapia de metotrexato, o que la sulfasalazina combinada con hidroxicloroquina, para el tratamiento de la artritis reumatoide. En un estudio doble ciego de 2 años de duración, fueron aleatorizados 102 pacientes para recibir trata­miento con metotrexato solo (7.5 a 17.5 mg/semana), la combinación de sulfasalazina (500 mg dos veces al día) e hidroxicloroquina (200 mg dos veces al día), o los tres fármacos. El beneficio fue determinado a dos años de terapia en los cuales los síntomas articulares mejoraron en 50%, no existiendo evidencia de toxicidad por fármacos. El 77% de los pacientes tratados con la combinación de los tres fármacos presentaron mejoría comparados con 33% de los pacientes tratados con metotrexato solo (p < 0.001) y 40% de los pacientes tratados con sulfasalazina e ­hidroxicloroquina (p = 0.003). Los efectos secundarios fueron comunes, la toxicidad no fue mayor con la combinación de los tres fármacos que con el metotrexato solo.

La combinación de metotrexato y azatioprina no fue más efectiva o tóxica que comparada con los agentes por separado en 110 pacientes con enfermedad refractaria.

El metotrexato puede ser utilizado en forma concomitante con infliximab, un anticuerpo monoclonal contra el Factor de Necrosis Tumoral (FNT alfa) en pacientes con artritis reumatoide. La eficacia clínica de la combinación de infliximab con metotrexato en el tratamiento de la artritis reumatoide fue evaluada a 30, 54 y 102 semanas en un estudio aleatorizado, doble ciego, place­bo-controlado de 428 pacientes con artritis reumatoide activa a pesar del tratamiento con metotrexato (es­tudio ATTRACT). Los pacientes recibieron placebo, 3 mg/kg o 10 mg/kg de infliximab en las semanas 0, 2, y 6, y después cada 4 u 8 semanas.

Todos los pacientes continuaron con dosis estable de metotrexato (media 15 mg/semana) por 6 meses previo a ingresar al estudio.

En la semana 30 de tratamiento, un alto porcentaje de los pacientes tratados con infliximab más metotrexato presentaron una reducción de los signos y síntomas comparados con metotrexato solo (infliximab más metotrexato 52% contra metotrexato solo 20%). Esta respuesta se observó en las primeras dos semanas y se mantuvo por 102 semanas de tratamiento (p < 0.001). La prevención del daño estructural de las ­articulaciones (erosión y disminución del espacio articular) se observó en los grupos de infliximab a las 54 semanas.


FARMACOCINÉTICA Y FARMACODINAMIA

El metotrexato inhibe la reductasa ácido dihidrofólica. Los dihidrofolatos son reducidos a tetrahidrofolatos por esta enzima antes de ser utilizados como transportadores de un grupo carbono para la síntesis de nucleótidos de purina y timidilato. Por lo tanto, metotrexato interfiere con la síntesis de DNA, reparación y replicación celular. El mecanismo de acción en artritis reumatoide es desconocido, pudiendo afectar la función inmune. Dos reportes describen la inhibición in vitro con metotrexato del precursor de DNA mediante estimulación de células mononucleares, y el otro describe en un modelo animal de poliartritis la corrección parcial de la respuesta disminuida de las células del bazo y supresión de la producción de IL-2. Otros laboratorios han sido incapaces de demostrar efectos similares. La explicación del efecto de metotrexato sobre la actividad inmune y su relación con la inmunopatogénesis de la artritis reumatoide aguarda a futuros estudios.

Farmacocinética: En adultos, la absorción oral parece ser dependiente de la dosis. El pico máximo de concentración sérica se alcanza en 1 ó 2 horas. A dosis de 30 mg/m2 o menos, metotrexato generalmente es bien absorbido con una biodisponibilidad media de 60%, La absorción de dosis mayores a 80 mg/m2 es significativamente menor, posiblemente debido a un efecto de saturación.

Distribución: Después de la administración ­intravenosa, el volumen inicial de distribución es aproximadamente de 0.18 l/kg (18% del peso corporal) y el volumen de distribución estado-estable es aproximadamente de 0.4 a 0.8 l/kg (40 a 80% del peso corporal). El metotrexato compite con folatos reducidos por el transporte activo a través de la membrana celular, lo que implica sólo un acarreador en el proceso de transporte activo.

A concentraciones séricas mayores a 100 micromolar, se genera la difusión pasiva como mejor vía para alcan­zar las concentraciones intracelulares efectivas. El metotrexato se une con 50% de las proteínas en el sue­ro. Estudios de laboratorio demuestran que metotrexato puede ser desplazado de la unión con la albúmina del plasma por varios compuestos incluyendo ­sulfonamidas, salicilatos, tetraciclinas, cloramfenicol y fenitoína. El metotrexato no penetra la barrera hematoencefá­lica en cantidades terapéuticas cuando se administra vía oral.


CONTRAINDICACIONES

Hipersensibilidad al metotrexato o a alguno de los ingredientes de la tableta. ATREXEL® está contraindicado en pacientes con antecedente de enfermedad hepática, inmunodeficiencia, enfermedad renal o de médula ósea. No obstante, si el beneficio potencial del tratamiento es mayor que el riesgo del paciente, se pueden administrar dosis bajas de metotrexato en estos pacientes.

ATREXEL® está contraindicado en pacientes embaraza­das, especialmente durante el primer trimestre del embarazo. Sin embargo, si el beneficio potencial del tratamiento es mayor que el riesgo al feto, puede con­siderarse el tratamiento con metotrexato. (Véase Restricciones de uso durante el embarazo y la ­lactancia).



PRECAUCIONES GENERALES

Debido a la posibilidad de reacciones tóxicas severas o que amenacen la vida, el paciente debe ser completamente informado por el médico que lo atiende sobre los riesgos, antes de ­iniciar el tratamiento con ATREXEL®.

El paciente debe ser moni­toreado muy estrechamente durante el tratamiento.

Los pacientes deben ser informados de los signos y síntomas de toxicidad, y de la necesidad de ver al médi­co inmediatamente si éstos llegaran a presentarse, y de la necesidad del seguimiento cercano, incluyendo pruebas de laboratorio para evaluar toxicidad.

Muchas de las reacciones adversas son reversibles si se detectan a tiempo. Cuando ocurra una reacción adversa, se debe reducir la dosis del fármaco o descontinuarlo, y se deberán tomar las medidas correctivas apropiadas. Si es necesario, esto incluye el uso de folinato de calcio y/o en casos graves, hemodiálisis ­intermitente con dializador de alto flujo.

La eliminación de metotrexato está reducida en pacientes con deterioro de la función ­renal, ascitis o derrame pleural. Estos pacientes requieren cuidado especial en el monitoreo de la toxicidad, y pudieran requerir disminución de la dosis, o en algunos casos, descontinuación del metotrexato. El metotrexato causa hepatotoxicidad, fibrosis y cirrosis, pero generalmente sólo después de uso prolongado. Frecuentemente se observan elevaciones agudas de las en­zimas hepáticas; éstas son usualmente transitorias y asintomáticas, y no parecen ser predictivas de enfermedad hepática subsecuente.

La evaluación inicial debe incluir biometría hemática completa, pruebas de función hepática y renal, y una radiografía de tórax. Durante la terapia de la artritis reumatoide se recomienda vigilar los siguientes parámetros: biometría hemática, al menos una vez al mes, función renal y hepática cada 1 a 3 meses. Usualmente se requiere un monitoreo más frecuente durante la tera­pia antineoplásica, la necesidad de monitoreo es ­mayor al inicio del tratamiento o cuando se hace ­modificación de la dosis, o durante periodos en los que se incremente el riesgo o existen niveles elevados de metotrexato en la sangre (deshidratación). La orina debe mantenerse alcalina durante el tratamiento con metotrexato. Cualquier infección debe ser atendida antes de iniciar la terapia con metotrexato.

En pacientes con artritis reumatoide se puede continuar la administración de ácido acetilsalicílico, antiinflamatorios no esteroideos (AINEs), y/o dosis bajas de esteroides, aunque el uso concomitante de AINEs y metotrexato puede estar asociado con incremento en el riesgo de toxicidad.

Los esteroides pueden reducirse gradualmente en pacientes respondedores a metotrexato. Las ­interacciones de metotrexato con el oro, penicilami­na, hidroxicloroquina, sulfasalazina o agentes ci­totó­xicos no están completamente descritas, y el uso concomitante podría incrementar la incidencia de reacciones adversas.

El metotrexato puede causar reac­ciones adversas en el tracto urinario como cistitis y hematuria, pero no se ha observado malignidad en este sistema en humanos.

Sin embargo, existen dos casos reportados de carci­noma de vejiga en asociación con el uso de metotrexato para el tratamiento de artritis reumatoide a dosis de 15 mg/día y 10 mg/semana, vía oral. Debido al periodo corto de exposición, la relación causal de metotrexato es improbable, pero no puede ser completamente excluida.

En hombres bajo tratamiento con metotrexato se re­comienda el uso de anticonceptivos debido a que se ha reportado en estudios clínicos un incremento en el número de espermatozoides anormales e inmóviles. Se recomienda evitar la concepción al menos 3 meses después del tratamiento.

Pacientes con síntomas de dificul­tad respiratoria, tos no productiva, fatiga y fiebre deben ser evaluados cuidadosamente para excluir toxicidad pulmonar por metotrexato.



RESTRICCIONES DE USO DURANTE EL EMBARAZO Y LA LACTANCIA

Se ha reportado muerte fetal y/o anormalidades congénitas. Por consiguiente, no se reco­mien­da ATREXEL® en pacientes embarazadas.

Las mujeres en edad fértil deben ser advertidas del uso de un método anticonceptivo confiable mientras estén bajo tratamiento con metotrexato, hasta aproximadamente 3 meses después de descontinuar el fármaco. No se reco­mienda lactancia durante el tratamiento con ATREXEL®.


REACCIONES SECUNDARIAS Y ADVERSAS

En gene­ral, la incidencia y la severidad de las reacciones adversas de metotrexato (MTX) están relacionadas con la dosis y la frecuencia de administración. Muchas de las reacciones adversas son reversibles si son detectadas a tiempo. Cuando ocurre una reacción adversa, la dosis se debe reducir o descontinuar y deberán tomarse medidas correctivas apropiadas. Esto incluye el uso de folinato de calcio (véase Dosis y vía de administración).

Las reacciones adversas más comunes incluyen: estoma­titis ulcerativa, leucopenia, trombocitopenia, náusea y trastornos abdominales.

Otras reacciones adversas frecuentemente reportadas son malestar general, fatiga inusual, escalofrío, fiebre, mareo y disminución de la resistencia a infecciones.

Las reacciones adversas son más comunes cuando se emplean dosis altas y de repetición de MTX en el tratamiento de neoplasias. No se tienen disponibles datos de ­frecuencia de dosis altas en la terapia de MTX ­debido principalmente a que MTX se usa en combinación con quimioterapia, no como monoterapia.

Por ­consiguiente, las frecuencias que se muestran a continuación son obtenidas principalmente de estudios en pacientes con artritis reumatoide usando dosis bajas de MTX (5-25 mg/semana).

Reacciones adversas reportadas con MTX por órgano y sistema:

Trastornos gastrointestinales: Estomatitis, anorexia, náusea, vómito, diarrea, dolor abdominal, ulceración gastrointestinal y sangrado, enteritis, gingivitis, faringitis, hematemesis.

Los trastornos gastrointestinales con frecuencia requieren ajuste de dosis. La estomatitis ulcerativa y la ­diarrea requieren interrupción de la terapia; de no ser así, puede ocurrir enteritis hemorrágica y muerte debido a perforación intestinal.

Pacientes con artritis reumatoide (AR)/dosis baja de MTX: trastornos gastrointestinales mayor de 20 a 60%.

Trastornos sanguíneos y del sistema linfático: Depresión de la médula ósea (especialmente con dosis altas de MTX) manifestándose como trombocitopenia, leucopenia, pancitopenia, anemia, hipogamaglobulinemia y hemorragia de varios sitios. La depresión de la médula ósea puede provocar un decremento en la resistencia a las infecciones y sepsis.

Pacientes con AR/dosis baja de MTX: anormalidades hematológicas significativas 10-24%.

Trastornos del sistema renal y urinario: Falla ­renal, nefropatía severa, azotemia, cistitis, hematuria, disfunción urogenital, a dosis altas de MTX.

Trastornos hepato-biliares: Toxicidad hepática resulta en atrofia hepática aguda, necrosis, metamorfosis grasa, fibrosis periportal y cirrosis hepática.

Pacientes con AR/dosis baja de MTX: fibrosis 0-35%, cirrosis hepática 0-26% dependiendo de la dosis y el tiempo de tratamiento, incremento de transaminasas 13-15%.

Trastornos de la piel y del tejido subcutáneo: Rash, prurito, urticaria, fotosensibilidad, alopecia, despigmentación, equimosis, telangiectasia, acné, furuncu­losis, necrólisis tóxica epidérmica, síndrome Stevens-Johnson (muy raro).

Pacientes con AR/dosis baja de MTX: alopecia 1-27%, rash, prurito, urticaria 1-3%, nodulosis 1-12%.

Infección: Infecciones bacterianas respiratorias o cutáneas, infecciones por herpes zoster, infecciones oportunistas, neumonía por Pneumocystis carinii (muy raro).

Pacientes con AR/dosis baja de MTX: la tasa de infección varía de 1.8 a 11.6%.

Trastornos respiratorios, torácicos y del mediastino: Neumonitis intersticial (en el 7% de los pacientes con dosis altas de MTX puede ser fatal), fibrosis intersticial, infiltrado pulmonar eosinofílico irreversible, enfermedad pulmonar crónica intersticial obstructiva. Afección pleural, tos no productiva, disnea (muy raro).

Pacientes con AR/dosis baja de MTX: toxicidad pulmonar 2.5-5%, trastornos respiratorios 6.4%, neumonitis por MTX 3.3% (rango de 0.3-18.1%).

Trastornos cardiacos: Derrame pericárdico (muy raro).

Trastornos vasculares: Eventos tromboembólicos (trombosis arterial, trombosis cerebral, trombosis veno­sa profunda, trombosis venosa retiniana, tromboflebitis, embolia pulmonar).

Pacientes con AR/dosis baja de MTX: vasculitis (muy rara).

Trastornos del sistema nervioso: Cefalea, letargo, visión borrosa, afasia, irritabilidad, hemiparesia, disfunción motora, parálisis nervio craneal, leucoencefalopatía, aracnoiditis, convulsiones, coma, demencia, depresión, confusión.

Pacientes con AR/dosis baja de MTX: toxicidad al sistema nervioso central 1-35%.

Trastornos endocrinos: Defectos en la oogénesis o espermatogénesis, oligospermia transitoria, infertilidad, disfunción menstrual, descarga vaginal.

Trastornos metabólicos y nutricionales: Diabetes, osteoporosis.

Trastornos del sistema reproductivo y de mama: Ginecomastia, pérdida de la libido/impotencia.

Embarazo, puerperio y condiciones perinatales: Aborto, defectos fetales.

Trastornos musculosqueléticos, del tejido conectivo y de huesos: Pacientes con AR/dosis baja de MTX: artralgia/mialgia 10%.

Trastornos oculares: Conjuntivitis.

Neoplasia benigna y maligna (incluye quistes y pólipos): Pacientes con AR/dosis baja de MTX: lin­foma.

Trastornos del sistema inmune: Reacción anafiláctica, inmunosupresión.

Otras: Muerte súbita, mareo.


INTERACCIONES MEDICAMENTOSAS Y DE OTRO GÉNERO

Después de la absorción, el metotrexato se une parcialmente a la albúmina. Ciertos ­medicamentos como los salicilatos, sulfonamidas, difenilhidantoína y algunos antibióticos como la penicilina, tetraciclinas o cloranfenicol tienen un efecto inhibitorio en esta unión, por lo tanto, cuando el metotrexato se usa de manera concomitante con estos medicamentos, su toxicidad puede estar incrementada.

El transporte tubular renal también está disminuido por el probenecid, por lo que se recomienda precaución con esta combinación. El uso concomitante con medicamentos con potencial nefrotóxico o hepatotóxico (incluyendo alcohol) debe evitarse.

Se ha reportado incremento en la hepatotoxicidad en pacientes que reciben metotrexato combinado con azatioprina, retinoides y sulfasalazina y por lo tanto se reco­mienda una vigilancia estrecha por el posible incremento en la toxicidad hepática.

Los AINEs no deben ser administrados antes o de manera concomitante con dosis altas de MTX. La admi­nistración concomitante de algunos AINEs con dosis altas de MTX se ha asociado con elevación y prolongación de los niveles séricos de metotrexato llevando a toxicidad hematológica y gastrointestinal. Con dosis ba­jas de metotrexato se ha reportado disminución en la secreción tubular en modelos animales y pueden aumentar la toxicidad.

A pesar de las interacciones potenciales, estudios con metotrexato en pacientes con artritis reumatoide han incluido usualmente AINEs concurrentes, sin problemas aparentes.

Debe hacerse notar que las dosis utilizadas en artritis reumatoide (7.5 a 15 mg/semana) son menores que las recomendadas para otras enfermedades. Preparaciones de vitaminas conteniendo ácido folico o sus derivados pueden alterar la respuesta al metotrexato. Raramente trimetoprim/sulfametoxazol puede incrementar la supresión de médula ósea en los pacientes que reciben metotrexato, probablemente por un efecto aditivo antifolato.

La supresión de médula ósea y la dismi­nución en los niveles de folatos se han descrito con la administración concomitante de triamtereno y metotrexato.


ALTERACIONES EN LOS RESULTADOS DE PRUEBAS DE LABORATORIO

La evaluación inicial debe incluir una biometría hemática completa, pruebas de función hepática y renal, y radiografías de tórax. Durante el tratamiento de artritis reumatoide, el monitoreo de estos parámetros es recomendado. (véase Precauciones generales).


PRECAUCIONES EN RELACIÓN CON EFECTOS DE CARCINOGÉNESIS, MUTAGÉNESIS, TERATOGÉNESIS Y SOBRE LA FERTILIDAD

No existen datos controlados en humanos acerca del riesgo de neoplasia con metotrexato.

El metotrexato ha sido evaluado en estudios animales para explorar su potencial carcinogénico con resultados no concluyentes.

Aunque existe evidencia de daño cromosómico a células somáticas animales y células de médula ósea humana, el significado clínico es incierto.

La evaluación del potencial carcinogénico de metotrexato es complicado por la evidencia del aumento en ciertos tumores en pacientes con artritis reumatoide. Se debe valorar el beneficio contra el riesgo del uso de metotrexato en niños y jóvenes.

El metotrexato causa embriotoxicidad, aborto y ­defectos fetales en ­humanos. Se han reportado trastornos en la fertilidad, oligospermia y trastornos menstruales en humanos, durante y por periodos cortos después de la suspensión del ­tratamiento.



DOSIS Y VÍA DE ADMINISTRACIÓN

La dosis reco­mendada de inicio en el tratamiento de la artritis reumatoide es de 7.5 miligramos (mg) por semana por vía oral. Esta dosis puede ser administrada como monodosis o en dosis dividida de 2.5 mg cada 12 horas por 3 dosis una vez a la semana.

Gradualmente, se debe ajustar la dosis hasta alcanzar una respuesta óptima. Una vez alcanzada la respuesta, si es posible se deberá reducir la dosis hasta la dosis mínima efectiva.

La mayoría de los estudios han iniciado metotrexato oral en el tratamiento de la artritis reumatoide a dosis de 7.5 mg por semana con incrementos graduales hasta 25 a 30 mg/semana.

Dosis mayores de 20 mg/semana se asocian con incremento significativo de toxi­cidad, especialmente supresión de médula ósea. La duración óptima de la terapia es desconocida.



MANIFESTACIONES Y MANEJO DE LA SOBREDOSIFICACIÓN O INGESTA ACCIDENTAL

El folinato de calcio es un agente potente para neutralizar los ­efectos tóxicos inmediatos del metotrexato en el sistema hematopoyético.

La administración del folinato de calcio debe iniciar tan pronto como sea posible, cualquier retraso puede disminuir la eficacia del folinato.

En caso de sobredosis masiva, la hidratación y alcalinización urinaria puede ser necesaria para prevenir la precipitación de metotrexato y sus metabolitos en los túbulos renales.

La hemodiálisis o la diálisis peritoneal mejora la eliminación de metotrexato. Los síntomas de sobredosis son los incluidos en Reacciones secundarias y adversas, pero más intensos.



PRESENTACIONES

Caja con frasco con 30, 50 y 100 tabletas de 2.5 mg.


RECOMENDACIONES SOBRE ALMACENAMIENTO

Consérvese a temperatura ambiente a no más de 25°C y en lugar seco.


LEYENDAS DE PROTECCIÓN

Manténgase fuera del alcance de los niños.
Su venta requiere receta médica.
No se use después de la fecha de caducidad.
Este producto debe ser prescrito y supervisado
por especialistas reumatólogos.

Si requiere mayor información, solicítela a la Dirección Médica al 5728-4422.

 

Reg. Núm. 560M2002, SSA IV

KEAR-113829/R2002



Tu Nombre:
Tu Email:
El Email de tu amigo:
Mensaje:
 

Las direcciones de correo que pongas aquí no se guardan en ningún lado y no llevan spam ni publicidad.



Contacto: Webmaster
Visite: www.FamGuerra.com
Visite: Calculadora Smartpoints Weight Watchers
Changing LINKS