Diccionario de Especialidades Farmacéuticas.

Definición de Medicinas, Substancias Activas, Presentación e Indicaciones


TERIX


En esta página se pueden buscar definiciones de medicamentos, substancias activas, presentaciones, forma farmacéutica y formulación, indicaciones, contraindicaciones, dosis y vía de administración de casi todas las medicinas en venta.

Si desea buscar en el nombre de la medicina, hay que palomear la opción MEDICAMENTO, si quiere también buscar en la SUBSTANCIA ACTIVA o en las INDICACIONES, entonces palomear las opciones deseadas.

Por Ejemplo:

Para buscar los medicamentos INDICADOS para el resfriado o embarazo, se palomea la opción INDICACIONES y se pone en el campo de busqueda la palabra "resfriado" o "embarazo".

Para buscar los medicamentos que tengan como SUBSTANCIA ACTIVA Ibuprofeno o Piroxicam se palomea la opción SUBSTANCIA y se pone en el campo de busqueda la palabra deseada.

No usar acentos.


A  B  C  D  E  F  G  H  I  J  K  L  M  N  O  P  Q  R  S  T  U  V  W  X  Y  Z  
Tip: Si se hace doble-click sobre una palabra, esta automáticamente se copia al campo de búsqueda.


TEVA PHARMACEUTICALS MÉXICO
 
Pasaje interlomas-A Núm.16, San Fernando La Herradura, 52784, Huixquilucan, Estado de México
Tel.: 5950-0200
Fax.: 5950-0203 - Lada sin costo: 800: 01-800-201-4119



TERIX 

Solución inyectable

AMFOTERICINA B

DESCRIPCION:
TERIX. Antimicotico. Amfotericina B. Solucion inyectable. TEVA


FORMA FARMACÉUTICA Y FORMULACIÓN

Cada frasco ámpula con liofilizado contiene:

Amfotericina B            50 mg

Excipientes (desoxicolato sódico y fosfatos sódicos) c.s


INDICACIONES TERAPÉUTICAS

TERIX® (amfotericina B) está indicado en el tratamiento de infecciones por hongos progresivas y potencialmente mortales debidas a especies susceptibles a Aspergillus, Blastomyces, Candida, Coccidioides, Cryptococcus, Histoplasma, agentes de mucomicosis, incluyendo a especies susceptibles del género Absidia mucor, Rhizopus y especies relacionadas con Conidiobolus, Sporotrix y Basiodiobolus. Este producto no debe usarse para el tratamiento de infecciones no invasoras.


FARMACOCINÉTICA Y FARMACODINAMIA

La amfotericina B es un antibiótico con acción fungistática o fungicida, dependiendo de la concentración que alcanza en los líquidos corporales y de la susceptibilidad de los hongos, pero no tiene actividad sobre bacteria, virus y Rickettsias. El máximo de las concentraciones plasmáticas varía entre 0.5 y 2 µg/ml y se encuentran en adultos que reciben dosis repetidas de aproximadamente 0.5 mg/kg/día. Después de una caída inicial rápida, la meseta de la concentración plasmática es aproximadamente de 0.5 µg/ml. Una vida media de eliminación aproximadamente de 15 días sigue a una vida media plasmática de 24 horas.

Los datos farmacocinéticos de la amfotericina B en me­nores y niños son limitados. La amfotericina B que circu­la en el plasma se fija a las proteínas en más de 90%
y es dializable en forma deficiente. Aproximadamente, dos tercios de las concentraciones plasmáticas concurrentes se han detectado en los líquidos de pleura inflamada, peritoneo, sinovial y humor acuoso. Las concentraciones en el líquido cefalorraquídeo rara vez exceden 2.5% de la concentración plasmática o no son detectables. Una escasa cantidad de amfotericina B penetra en el humor vítreo o en el líquido amniótico normal.

Aunque no es conocida en forma completa la distribución tisular de la amfotericina B, el hígado parece ser el principal tejido de almacenamiento. La amfotericina B es eliminada lentamente en su forma biológicamente activa por los riñones de 2 a 5% de la dosis administrada. Después de suspender el tratamiento, la droga puede ser detectada en la orina por lo menos 7 semanas debido a la lenta desaparición del medicamento. La eliminación por
la bilis puede representar una importante vía de eliminación. No se conocen los detalles de otras vías metabólicas. Los niveles sanguíneos no son alterados por enfermedad renal o hepática.


CONTRAINDICACIONES

Está contraindicado en pacientes que hayan mostrado hipersensibilidad a la am­fotericina B a menos que, en opinión del médico, el padecimiento sea grave o susceptible únicamente al tratamiento con este medicamento.


PRECAUCIONES GENERALES

El tratamiento se debe reservar para pacientes con infecciones progresivas potencialmente mortales, causadas por hongos sensibles al medicamento.

Son frecuentes las reacciones agudas que incluyen escalofríos, fiebre, anorexia, náusea, vómito, cefalea, mialgias, artralgias e hipotensión, cuando se administra intravenosamente.

La infusión rápida intravenosa en menos de una hora, particularmente en pacientes con insuficiencia renal, se ha asociado con hipercaliemia y arritmias y por lo tanto se debe evitar. Ha sido reportada la presencia de leucoencefalopatía consecutivamente al uso de amfotericina B, en pacientes que han recibido radioterapia corporal total. Se debe vigilar con frecuencia la función renal durante el tratamiento con amfotericina B.

También es deseable vigilar regularmente la función hepática, electrólitos séricos (particularmente magnesio y potasio) y biometría hemática. Los resultados de laboratorio darán la pauta para ajustar la dosis. Cuando el medicamento se interrumpe por un tiempo mayor de 7 días, se debe reinstalar el tratamiento empezando con la dosis más baja, por ejemplo: 0.25 mg por kg de peso corporal y aumentar gradualmente.


RESTRICCIONES DE USO DURANTE EL EMBARAZO Y LA LACTANCIA

Estudios de reproducción en animales no han mostrado daño al feto con la administración de amfotericina B.

Se han tratado con éxito enfermedades sistemáticas por hongos en mujeres embarazadas, sin efectos nocivos para el feto.

Los resultados en animales no son siempre predictivos de la respuesta humana y no se han hecho estudios adecuados y bien controlados en mujeres ­embarazadas. Este medicamento podría usarse durante el embarazo sólo si es estrictamente necesario.

Lactancia: No se sabe si la amfotericina B se excreta en la leche humana.

Asimismo, los datos disponibles acerca de la posible absorción por vía oral son contradictorios. Debido a que muchos medicamentos se excretan en la leche humana, y por la toxicidad potencial de la amfotericina B, es prudente aconsejar a las madres que suspendan la lactancia durante el tratamiento.


REACCIONES SECUNDARIAS Y ADVERSAS

Aun cuando algunos pacientes pueden tolerar la dosis total de amfotericina B sin dificultad, la mayoría muestra alguna forma de intolerancia al medicamento, particularmente durante el inicio del tratamiento. Se puede mejorar la tolerancia con la administración de ácido acetilsalicílico, otros antipiréticos (ejemplo, acetofén), antihistamínicos o antieméticos.

Se ha utilizado meperidina (25 a 50 mg I.V.) en algunos pacientes para disminuir la duración o intensidad de los escalofríos y la fiebre que se presenta con la administración de amfotericina B. Pequeñas dosis de cor­ticosteroides antes o durante la infusión de amfotericina B pueden ayudar a disminuir las reacciones febriles. La dosis y duración del tratamiento con corticosteroides se debe mantener al mínimo.

La adición de heparina (1,000 unidades por infusión), el cambio del sitio de la inyección, el uso de una aguja pedriática y alternar el día de tratamiento, pueden disminuir la incidencia de tromboflebitis. La extravasación puede ocasionar irritación química. Las reacciones adversas más comúnmente observadas son:

Generales: Fiebre (algunas veces acompañada de escalofríos, que generalmente ocurren 15 a 20 minutos después del inicio del tratamiento); malestar general, pérdida de peso.

Gastrointestinales: Anorexia, náusea, vómito, diarrea, dispepsia, dolor cólico hipogástrico.

Hematológicas: Anemia normocítica normocrómica.

Locales: Dolor en el sitio de la inyección con o sin flebitis o tromboflebitis.

Muscolosqueléticas: Dolor generalizado, incluyendo dolor muscular o articular.

Neurológicas: Cefalea.

Renales: Disminución de la función real y anormalidades de la función renal que incluyen: azoemia, aumento de la creatinina sérica, hipocaliemia, hipostenuria, acidosis tubular renal y nefrocalcinosis. Todo esto mejora con la interrupción del tratamiento.

Sin embargo, con frecuencia puede haber alguna alteración permanente, especialmente en aquellos pacientes que reciben grandes dosis acumulativas (más de 5 g) de amfotericina B. El tratamiento diurético concominante puede predisponer a la alteración renal mientras que
la repleción o suplementación de sodio puede disminuir?la nefrotoxicidad.

También se han reportado las siguientes reacciones adversas:

Generales: Rubor.

Alérgicas: Reacciones anafilactoides y otras reacciones alérgicas.

Cardiovasculares:

Paro cardiaco: arritmias incluyendo fibrilación ventricu­lar, insuficiencia cardiaca, hipertensión, hipotensión y choque.

Dermatológicas: Eritema, sobre todo maculopapular, prurito.

Gastrointestinales: Anormalidades de las pruebas de función hepática, ictericia, insuficiencia hepática aguda, gastroenteritis hemorrágica, melena.

Hematológicas: Agranulocitosis, alteraciones de la coagulación, trombocitopenia, leucopenia, eosinofilia, leucocitosis.

Neurológicas: Convulsiones, pérdida de la audición, tinnitus, vértigo transitorio, visión borrosa o diplopia, nauropatía periférica, otros síntomas neurológicos.

Renal: Insuficiencia renal aguda, anuria, oliguria.

INTERACCIONES MEDICAMENTOSAS Y DE OTRO GÉNERO

Cuando se administra simultáneamente, la amfotericina B puede interactuar con los siguientes medicamentos:

Agentes antineoplásicos: Pueden aumentar el potencial de toxicidad renal, broncospasmo e hipotensión. Los agentes antineoplásicos, como la mostaza nitrogenada, tiene que administrarse con gran cautela conjuntamente con amfotericina B.

Corticosteroides y corticotropina (ACTH): Pueden potenciar la hipocaliemia inducida por amfotericina B y predispone el paciente a disfunción cardiaca.

Glucósidos digitálicos: La hipocaliemia inducida por amfotericina B puede potenciar la toxicidad digitálica.

Flucitosina: Mientras se ha reportado una relación sinérgica con la amfotericina B, el uso concominante
puede aumentar la toxicidad de la flucitosina.

Otros medica­mentos nefrotóxicos: Como por ejemplo aminoglucósidos, ciclosporina y pentamidina pueden aumentar el potencial de toxicidad renal.

Transfusiones de leucocitos: Aun cuando no se han observado en todos los estudios, se han visto reacciones pulmonares agudas en pacientes a quienes se les ha administrado amfotericina B durante o poco después de transfusiones de leucocitos, por lo que es deseable distanciar estas infusiones lo más que se pueda y vigilar la función pulmonar.


ALTERACIONES EN LOS RESULTADOS DE PRUEBAS DE LABORATORIO

Se han descrito alteraciones de los electrólitos séricos con hipomagnesemia, hipocaliemia e hipercaliemia, anormalidades de las pruebas de función hepática con elevaciones de la bilirrubina, fosfatasa alcalina, aspartato transaminasa, glutamiltransferasa y alanino transferasa.

Las alteraciones de las pruebas de la función renal incluyen aumento de la creatinina sérica y del nitrógeno ureico en la sangre (BUN).


PRECAUCIONES EN RELACIÓN CON EFECTOS DE CARCINOGÉNESIS, MUTAGÉNESIS, TERATOGÉNESIS Y SOBRE LA FERTILIDAD

No se han hecho estudios a largo plazo en animales para evaluar el potencial carcinogénico.

Tampoco hay estudios para deter­minar mutagenicidad o si este medicamento afecta la fertilidad en hombres o mujeres.


DOSIS Y VÍA DE ADMINISTRACIÓN

Amfotericina B se debe administrar por infusión intravenosa lenta. La infusión intravenosa se debe administrar en un perio­do aproximadamente 2 a 6 horas con las precauciones habituales del tratamiento intravenoso. La concentración recomendada para infusión intravenosa es 0.1 mg/ml (1 mg/10 ml).

La tolerancia de los pacientes es muy variable, por lo que la dosis debe individualizarse y ajustarse de acuerdo con los requerimientos específicos de cada paciente (ejemplo, sitio e intensidad de la infección, agente etiológico, etcétera).

El tratamiento se inicia habitualmente con una dosis diaria de 0.25 mg/kg de peso corporal en 2 a 6 horas.

Aunque no está probado que puede predecirse intolerancia, es preferible administrar una dosis inicial de prueba (1 mg en 20 ml de solución glucosada al 20%) vía intravenosa en un lapso de 20 a 30 minutos, vigilando la temperatura del paciente, así como el pulso, respiración y la presión arterial cada 30 minutos durante 2 a 4 horas.

Un paciente con una infección por hongos grave y rápidamente progresiva, con buena función cardiopulmonar y que tolera la dosis de prueba sin una reacción severa, puede entonces recibir 0.3 mg/kg de amfotericina B en un periodo de 2 a 6 horas.

En cambio, en pacientes con función cardiorrenal comprometida o con una reacción severa a la última dosis, el tratamiento deberá iniciarse con una dosis más baja, por ejemplo, 5 a 10 mg por día hasta una dosis diaria de 0.5 a 0.7 mg/kg.

En la actualidad, no hay datos suficientes disponibles para definir la dosis total requerida y la duración del tratamiento para la erradicación de una micosis específica. Se desconoce la dosis óptima. La dosis diaria puede llegar hasta 1.0 mg/kg por día o 1.5 mg/kg en días alternos, en infecciones graves causadas por patógenos menos susceptibles.

Precaución: Bajo ninguna circunstancia se debe exceder la dosis de 1.5 mg/kg/día. La sobredosis con amfotericina B puede ocasionar paro cardiorrespiratorio.

Preparación de las soluciones:

Reconstituir en la forma siguiente: Se prepara primero una concentración de 5 mg/ml de amfotericina B rápidamente 10 ml de agua estéril para inyección sin agente bacteriostático, directamente al frasco con liofilizado, usando una aguja (mínimo calibre 20) y jeringa estéril. Se agita el frasco ámpula inmediatamente hasta que la solución coloidal se aclare.

La solución para infusión se prepara extrayendo suficiente concentrado y diluyéndolo con dextrosa al 5% en forma tal que la concentración final sea de 0.1 mg de amfotericina B por ml.

Se debe verificar el pH de la solución de dextrosa al 5%, que debe ser superior a 4.2, si se encuentra por debajo de 4.2 se agregan 1 a 2 ml de buffer a la solución de dextrosa antes de utilizarse para diluir la solución concentrada de amfotericina B. El buffer debe esterilizarse antes de que
se agregue a la solución de dextrosa, sea mediante filtrado a través de membrana o por autoclave a 15 libras de presión (121°C) por 30 minutos.

Precaución: Se debe utilizar técnica estricta en la preparación del buffer y la infusión, ya que no hay agentes preservadores o bacteriostáticos en el antibiótico o en los materiales usados durante su preparación para ser administrada.

Siempre que se perfore el tapón del frasco ámpula o de los diluyentes debe hacerse con agua estéril.

No debe reconstituirse con soluciones salinas: El uso de cualquier otro diluyente diferente a los recomendados o la presencia de algún agente bacteriostático (ejemplo alcohol benzílico) en el diluyente puede causar precipitación del antibiótico. No usar el concentrado inicial o la solución para infusión si hay precipitación o material extraño en cualquiera de los dos.

Se debe usar un filtro de membrana en la línea para infusión intravenosa de la amfotericina B, sin embargo, el diámetro del poro del filtro no debe ser menos de 1.0 micrones para asegurar el paso de la dispersión coloidal.


MANIFESTACIONES Y MANEJO DE LA SOBREDOSIFICACIÓN O INGESTA ACCIDENTAL

La sobredosis con amfotericina B puede ocasionar paro cardiorrespiratorio.

Si se sospecha una sobredosis debe suspenderse el tratamiento y vigilar al paciente (ejemplo, ­funcionamiento cardiorrespiratorio renal y hepático, estado hematológico, electrólitos séricos), además de instituir el tratamiento de sostén de acuerdo a las necesidades del paciente. La amfotericina B, no es hemodializable. Antes de reanudar el tratamiento, deben estabilizarse las condi­ciones del paciente (incluyendo la corrección de las diferencias de electrólitos, etcétera).


PRESENTACIÓN

Frasco ámpula conteniendo un liofilizado estéril con 50 mg de amfotericina B.


RECOMENDACIONES SOBRE ALMACENAMIENTO

Antes de reconstituirse, amfotercina B debe almacenarse en refrigeración (2 a 8ºC), protegido de la luz. El concentrado (5 mg/ml, después de la reconstitución con 10 ml de agua estéril para inyección) se puede almacenar protegido de la uz, temperatura ambiente por 24 horas, o a temperatura de refrigeración por una semana, con mínima pérdida de la potencia y claridad. Se debe desechar cualquier material no utilizado. Las solu­ciones preparadas para infusión intravenosa (0.1 mg/ml o menos), se deben usar inmediatamente después de su preparación y es necesario protegerlas de la luz durante su administración.


LEYENDAS DE PROTECCIÓN

Su venta requiere receta médica.
Literatura exclusiva para médicos.
No se deja al alcance de los niños.

Hecho en México por:

LEMERY, S. A. de C. V.

Reg. Núm. 127M2000, SSA IV

CEAR-405839/RM2002



Tu Nombre:
Tu Email:
El Email de tu amigo:
Mensaje:
 

Las direcciones de correo que pongas aquí no se guardan en ningún lado y no llevan spam ni publicidad.



Contacto: Webmaster
Visite: www.FamGuerra.com
Visite: Calculadora Smartpoints Weight Watchers
Changing LINKS