Diccionario de Especialidades Farmacéuticas.

Definición de Medicinas, Substancias Activas, Presentación e Indicaciones


ZOLDICAM


En esta página se pueden buscar definiciones de medicamentos, substancias activas, presentaciones, forma farmacéutica y formulación, indicaciones, contraindicaciones, dosis y vía de administración de casi todas las medicinas en venta.

Si desea buscar en el nombre de la medicina, hay que palomear la opción MEDICAMENTO, si quiere también buscar en la SUBSTANCIA ACTIVA o en las INDICACIONES, entonces palomear las opciones deseadas.

Por Ejemplo:

Para buscar los medicamentos INDICADOS para el resfriado o embarazo, se palomea la opción INDICACIONES y se pone en el campo de busqueda la palabra "resfriado" o "embarazo".

Para buscar los medicamentos que tengan como SUBSTANCIA ACTIVA Ibuprofeno o Piroxicam se palomea la opción SUBSTANCIA y se pone en el campo de busqueda la palabra deseada.

No usar acentos.


A  B  C  D  E  F  G  H  I  J  K  L  M  N  O  P  Q  R  S  T  U  V  W  X  Y  Z  
Tip: Si se hace doble-click sobre una palabra, esta automáticamente se copia al campo de búsqueda.


RAYERE, S.A., FARMACÉUTICOS
 
Emilliano Zapata Núm 72, Col. Portales, 03300, México, D.F.
Tel.: 5532-6020, 5539-4195



ZOLDICAM 

Cápsulas

FLUCONAZOL

DESCRIPCION:
ZOLDICAM. Antimicotico, candidiasis, criptococosis. Capsulas. RAYERE


FORMA FARMACÉUTICA Y FORMULACIÓN

Cada cápsula contiene:
Fluconazol                        50 mg            100 mg          150 mg
Excipiente, c.b.p.          1 cápsula          1 cápsula      1 cápsula


INDICACIONES TERAPÉUTICAS
El fluconazol es un miembro de una nueva clase de compuestos antimicóticos, los triazoles; es un potente inhibidor de la síntesis de los esteroles de los hongos y está indicado para el tratamiento de las siguientes enfermedades micó­ticas:

Candidiosis: Candidiosis de las mucosas. Incluyendo orofaríngeas, esofágicas, broncopulmonar no invasiva, candiduria, candidiosis mucocutánea y candidiosis oral crónica atrófica. Candidiosis sistémica incluyendo candidemia, candidiosis diseminada y otras formas de infección invasiva por Candida, incluyendo infecciones del peritoneo, de endocardio y de aparato pulmonar y urinario. Candidiosis vaginal, aguda o recurrente.

Criptococosis: Incluyendo meningitis por criptococo e infecciones en otros sitios como pulmonar y cutánea.

Dermatomicosis: Tiña pedis, tiña corporis, tiña ­cruris, tiña versicolor e infecciones por Candida. Es empleado también como profilaxis de las infecciones por hongos en pacientes con tumores malignos y puede utilizarse como terapia de mantenimiento para prevenir la recaída de enfermedades por criptococo en pacientes con SIDA.


FARMACOCINÉTICA Y FARMACODINAMIA
Las propiedades farmacocinéticas de fluconazol son similares después de su administración por vía intravenosa y por vía oral. Administrado por vía oral, el fluconazol se absorbe bien y los niveles plasmáticos y la biodisponibilidad sistémica son mayores a 90% de los obtenidos después de su administración intravenosa.

Su absorción después de su administración oral no se ve afectada por los alimentos. Las concentraciones plasmáticas máximas en ayunas se alcanzan de 30 a 90 minutos con una vida media plasmática de eliminación de 30 horas, siendo estas concentraciones proporciona­les a la dosis administrada. El 90% de los niveles ­séricos correspondientes al estado estable se alcanza alrededor del cuarto o quinto día, cuando se administra diariamente el medicamento una vez al día por varios días. Su unión a proteínas es bajo, siendo del 11 al 12%.

El fluconazol alcanza buena penetración en todos los líquidos corporales estudiados, logrando concentraciones en saliva y esputo similares a las plasmáticas, en líquido cefalorraquideo alcanza aproximadamente 80% de las concentraciones correspondientes al plasma.

La principal vía de excreción es la renal y aproximadamente 80% de la dosis administrada se recupera en la orina como droga sin cambio. Su prolongada vida media de eliminación plasmática da la pauta para el tratamiento con dosis única de la candidiasis vaginal y dosis única diaria para todas las otras indicaciones.

El fluconazol es muy específico para inhibir las enzimas dependientes de citocromo P-450 de los hongos.

Estudio de bioequivalencia en pacientes mexi­canos.

Se realizó en el Servicio de Investigación de Farmacología Clínica en 24 sujetos sanos un estudio de bioequivalencia, comparando nuestro producto ZOLDICAM® contra el Diflucan de Pfizer (ambos en una sola dosis de 200 mg), obteniéndose los resultados que aparecen en la siguiente tabla, los que demuestran que son bioequivalentes:






CONTRAINDICACIONES
No deberá utilizarse ZOLDICAM Cápsulas en pacientes con antecedentes de hipersensibilidad conocida al fármaco u otros compuestos del grupo de los azoles.

La administración concomitante de terfenadina está contraindicada en pacientes que estén recibiendo dosis múltiples de fluconazol de 400 mg o mayores por día, de acuerdo a los resultados de un estudio de interacción con dosis múltiples (véase Interacciones medicamentosas y de otro género). Está contraindicada la administración simultánea de cisaprida en pacientes que se encuentren recibiendo fluconazol (véase Interacciones medicamentosas y de otro género).


PRECAUCIONES GENERALES

Advertencias y precauciones para su uso: El fluconazol ha sido asociado con raros casos de toxicidad hepática severa, incluyendo defunciones, principalmente en pacientes con condiciones médicas severas subyacentes. En los casos de hepatotoxicidad asociada con fluconazol, no se ha observado una relación obvia con la dosis total diaria, duración de la terapia, sexo o edad del paciente.

Habitualmente, la hepatotoxicidad del fluconazol ha sido reversible al descontinuar el tratamiento.

Los pacientes que desarrollen anormalidades de las pruebas funcionales hepáticas durante la terapéutica con fluconazol, deberán ser vigilados para detectar el desarrollo de lesiones hepáticas más severas.

El medicamento deberá descontinuarse si se presentan signos o síntomas clínicos relacionados con el desarrollo de enfermedad hepática que pueda ser atribuible al fluconazol.

Rara vez los pacientes tratados con fluconazol han desarrollado reacciones cutáneas exfoliativas, como síndrome de Stevens-Johnson y necrólisis tóxica epidérmica. Los pacientes con SIDA son más propensos a desarrollar reacciones cutáneas severas a muchas ­drogas.

Si en algún momento se presenta un rash en un pacien­te que está siendo tratado de una infección micótica superficial, el cual se considere atribuible a fluconazol, deberá evitarse continuar el tratamiento con este medi­camento.

Los pacientes con infecciones micóticas invasivas/sistémicas que desarrollen rash cutáneo, deberán ser vigi­lados estrechamente y descontinuar el tratamiento con fluconazol, si se desarrollan lesiones bulosas o eritema multiforme. Deberá vigilarse cuidadosamente la administración conjunta de fluconazol a dosis menores de 400 mg diarios y terfenadina (véase Interacciones medicamentosas y de otro género). Al igual que con otros azoles, rara vez se han informado casos de anafilaxia.

Efectos sobre la capacidad de conducir vehículos y usar maquinaria: La experiencia indica que es improbable que el uso de fluconazol impida o deteriore la capacidad del paciente para manejar o utilizar maquinaria.


RESTRICCIONES DE USO DURANTE EL EMBARAZO Y LA LACTANCIA

Uso durante el embarazo: No existen evidencias suficientes para evaluar el efecto de fluconazol en mujeres embarazadas. Los estudios realizados en animales han mostrado efectos fetales adversos solo en dosis altas, y estos fueron asociados a toxicidad materna, por lo que no se consideran adecuados para la evaluación de fluconazol a dosis terapéuticas. Sin embargo, deberá evitarse el uso de fluconazol durante el embarazo, excepto en pacientes con infecciones severas o potencialmente mortales, evaluando el beneficio obtenido contra el posible riesgo al feto.

Uso durante la lactancia: Las concentraciones de ­fluconazol en la leche materna son similares a las del plasma, por lo que no se recomienda su uso durante la lactancia.

Uso pediátrico: No se ha obtenido la eficacia de fluconazol en niños menores de 16 años, por lo que su uso se recomienda sólo cuando sea imperativo el tratamiento antimicótico y no exista ninguna otra alternativa adecuada. Un número pequeño de pacientes entre 3 y 13 años han sido tratados con seguridad usando dosis de 3 a 6 mg/kg diariamente. Los datos de dosificación en neonatos son muy limitados, por lo que no se recomienda su uso en niños menores de 1 año.


REACCIONES SECUNDARIAS Y ADVERSAS

Los efectos secundarios más comúnmente asociados con fluconazol en estudios clínicos son:

Sistema nervioso central y periférico: Cefalea.

Dermatológico: Rash.

Gastrointestinal: Dolor abdominal, diarrea, flatulencia y náuseas.

En algunos pacientes, particularmente aquellos con en­fermedades subyacentes graves como SIDA y cáncer, se han observado cambios en las pruebas funcionales ­renales y hematológicas, así como anormalidades hepáticas (véase Precauciones generales, Advertencias), durante el tratamiento con fluconazol y agentes comparativos, aun cuando la importancia clínica y la relación con el tratamiento son inciertas.

Hígado/vías biliares: Toxicidad hepática, incluyendo raros casos de fallecimiento, elevación de la fosfatasa alca­lina, bilirrubina, TGO, TGP.

Además, en la fase post-comercialización se han observado los siguientes eventos adversos:

Sistema nervioso central y periférico: Mareos, convulsiones.

Dermatológico: Alopecia, alteraciones cutáneas exfoliativas, incluyendo el síndrome de Stevens-Johnson y necrólisis epidérmica tóxica.

Gastrointestinales: Dispepsia, vómitos.

Hematopoyético y linfático: Leucopenia, incluyendo neutropenia y agranulocitosis, trombocitopenia.

Inmunológico: Anafilaxia (inclusive angioedema, edema facial, prurito).

Hígado/vías biliares: Insuficiencia hepática, hepatitis, necrosis hepatocelular, ictericia.

Metabólico/nutricional: Hipercolesterolemia, hipertrigliceridemia, hipopotasemia.

Órganos de los sentidos: Alteraciones del gusto.

En el estudio de bioequivalencia, llevado a cabo en el Hospital General de México, no se reportaron efectos adversos ni con ZOLDICAM®, ni con el Diflucan.


INTERACCIONES MEDICAMENTOSAS Y DE OTRO GÉNERO
No se han reportado alteraciones clínicamente significativas en la absorción de fluconazol cuando es administrado conjuntamente con alimentos, cimetidina, antiacidos o después de la irradiación corporal total en casos de trasplante de médula ósea.

En un estudio de interacción, el fluconazol aumentó el tiempo de protrombina después de la administración de warfarina en hombres sanos. Aunque la magnitud del cambio fue pequeña (12%), se recomienda una cuidadosa vigilancia del tiempo de protrombina en pacientes que estén recibiendo anticoagulantes del tipo de la cumarina.

Se ha demostrado que el uso del fluconazol prolonga la vida media de las sulfonilureas como la clorpropamida, glibenclamida, y tolbutamida.

La coadministración de dosis múltiples de hidroclorotiazida y fluconazol incrementó las concentraciones plasmáticas de fluconazol en 40%.

La administración conjunta de fluconazol y fenitoína puede aumentar los niveles de fenitoína que pueden ser clínicamente significativos.

En estudios con 50 mg de fluconazol no se observaron efectos significativos sobre cualquier nivel hormonal, mientras que en dosis de 200 mg el área bajo la curva para etinil estradiol y levonorgestrel se incrementó 40 y 20% respectivamente, por lo tanto es improbable que el uso de tomas múltiples de fluconazol a estas dosis, tenga efectos sobre la eficacia cuando se combina con anticonceptivos orales.

La administración concomitante de fluconazol y rifampicina produjo una reducción de 25% en el área bajo la curva y una reducción de 20% en la vida media de fluco­nazol.

En pacientes con trasplante renal se encontró que 200 mg diarios de fluconazol incrementan lentamente las concentraciones de ciclosporina.

Terfenadina: Se han llevado a cabo estudios de in­teracción medicamentosa, debido a la aparición de arritmias cardiacas severas, secundarias a la prolon­gación del intervalo QTc en pacientes que recibieron antimicóticos del grupo azol conjuntamente con terfenadina.

Un estudio con 200 mg diarios de fluconazol no demostró la prolongación del intervalo QTc. En otro estudio, llevado a cabo con dosis de 400 y 800 mg diarios de fluconazol, se demostró que el fluconazol administrado en dosis de 400 mg diarios o mayores, produjo un aumento significativo en los niveles plasmáticos de terfenadina, cuando se administraron concomitantemente. El uso combinado de terfenadina y fluconazol en dosis de 400 mg o mayores está contraindicado (véase Contraindicaciones). Deberá tenerse especial precaución cuando se administre fluconazol en dosis menores a 400 mg junto con terfenadina.


ALTERACIONES EN LOS RESULTADOS DE PRUEBAS DE LABORATORIO
En algunos pacientes, particularmente aquellos con enfermedades subyacentes graves como SIDA y cáncer, se han observado cambios en las pruebas funcionales renales y hematológicas, así como anormalidades hepáticas durante el tratamiento con fluconazol y agentes comparables, aun cuando la significación clínica y la relación con el tratamiento son inciertas.

PRECAUCIONES EN RELACIÓN CON EFECTOS DE CARCINOGÉNESIS, MUTAGÉNESIS, TERATOGÉNESIS Y SOBRE LA FERTILIDAD
El fluconazol no ­mostró evidencia de potencial carcinogénico en ratones y ­ratas tratados por vía oral durante 24 meses, con dosis de 2.5 ó 10 mg/kg (aproximadamente 2 a 7 por la dosis reco­mendada en humanos). Las pruebas de fluconazol, con o sin activación metabólica, fueron negativas para mutagenicidad en cuatro cepas de S. typhimurium.

El fluconazol no afectó la fertilidad en ratas macho o hembra cuando se trataron con dosis de 5, 10 ó 20 mg/kg diarios por vía oral, o con dosis diarias de 5, 25 ó 75 mg/kg por vía parenteral.

DOSIS Y VÍA DE ADMINISTRACIÓN
Oral.

La dosis diaria de fluconazol deberá basarse en la naturaleza y severidad de la infección micótica. La mayoría de los casos de candidiosis vaginal responden a una terapéutica de una sola dosis. Para aquellas infecciones que requieren dosis múltiples, el tratamiento deberá continuarse hasta que los parámetros clínicos o los exámenes de laboratorio indiquen que la infección micótica ha sido controlada.

Un período de tratamiento inadecuado puede causar recurrencia de la infección activa. Los pacientes con SIDA y meningitis por criptococo, así como aquéllos con candidiosis orofaríngea recurrente, habitualmente requieren una terapéutica de mantenimiento para prevenir recaídas.

Para meningitis por criptococo e infecciones por criptococo en otros sitios, la dosis habitual es de 400 mg en el primer día, seguido de 200 a 400 mg una vez al día. La duración del tratamiento dependerá de la respuesta clínica y microbiológica, pero generalmente para la meningitis por criptococo es de cuando menos 6 a 8 semanas.

Para prevención de recaída de la meningitis por criptococo en pacientes con SIDA, después que el paciente ha recibido el tratamiento primario completo. El flu­conazol puede administrarse en forma indefinida en dosis diaria de 200 mg.

Para la candidemia, candidiosis diseminada y otras infecciones invasoras por Candida, la dosis habitual es 400 mg en el primer día seguida por 200 mg diarios. Dependiendo de la respuesta clínica, la dosis puede aumentarse a 400 mg diarios. La duración del tratamiento se basa en la respuesta clínica.

Para la candidiosis orofaríngea la dosis habitual es de 50 mg una vez al día por 7 a 14 días. Si es necesario, el tratamiento puede continuarse por periodos mayores en pacientes con compromiso severo de la función inmu­ne. Para la candidiosis oral atrófica asociada con placas dentales, la dosis habitual es 50 mg una vez al día por 14 días administradas en forma concomitante con medidas antisépticas específicas para la placa dental.

Para otras infecciones de las mucosa por Candida (excepto la candidiosis vaginal) por ejemplo: esofagitis, enfermedad broncopulmonar no invasiva, candiduria, candidiosis mucocutánea, etcétera, la dosis habitualmente efectiva es de 50 a 100 mg diarios administrados por 14 a 30 días.

En casos especialmente difíciles de tratar de infecciones por Candida de las mucosas, la dosis puede aumentarse a 100 mg diarios.

Para el tratamiento de la candidiosis vaginal debe administrarse fluconazol en dosis de 150 mg como dosis única por vía oral.

Para la prevención de infecciones micóticas en pacientes con cáncer, la dosis debe ser 50 mg una vez al día mientras el paciente esté en riesgo como consecuencia de estar recibiendo tratamiento citotóxico o radiote­rapia.

Para infecciones dérmicas, incluyendo Tiña pedis, Tiña corporis, Tiña cruris e infecciones por Candida, la dosis recomendada es de 150 mg en una sola dosis semanal. Normalmente, la duración del tratamiento es de dos o cuatro semanas, aunque Tiña pedis puede requerir hasta seis semanas.

En niños: No se recomienda su uso en niños menores de 16 años. Sin embargo, cuando el médico tratante considere que el tratamiento con fluconazol es imperativo, se recomiendan las siguientes dosis para niños con edades mayores a 1 año y función renal normal: 1 a 2 mg/kg para infecciones superficiales por Candida y 3 a 6 mg/kg para infecciones sistémicas por Candida o criptococo.

Pacientes con insuficiencia renal: No es necesario hacer ajustes en el tratamiento de dosis única. En el tratamiento con dosis múltiples de pacientes con insuficiencia renal, deberán darse las dosis normales en los días 1 y 2 de tratamiento y posteriormente el intervalo de la dosis deberá modificarse de acuerdo con la depuración de creatinina como sigue:






MANIFESTACIONES Y MANEJO DE LA SOBREDOSIFICACIÓN O INGESTA ACCIDENTAL
No existen reportes de sobredosis con fluconazol. En caso de que ocurra un sobredosificación puede ser adecuado el ­tratamiento sintomático (con medidas de soporte y lavado gástrico si es necesario). El fluconazol se excreta principalmente en la orina, probablemente una diu­resis forzada aumentará la velocidad de eliminación. Una sesión de hemodiálisis con duración de 3 horas disminuye los niveles plasmáticos en aproximadamente 50%.

PRESENTACIONES

Caja con 10 cápsulas de 50 mg para venta al público, exportación y mercado de Genéricos Intercambiables.

Caja con 10 cápsulas de 100 mg para venta al público, exportación y mercado de Genéricos Intercam­biables.

Caja con frasco con 1, 2 y 3 cápsulas de 150 mg para venta al público, exportación y mercado de Genéricos Intercambiables.

Caja con frasco con 30 cápsulas de 100 mg para venta al publico, exportación y mercado de Genéricos Intercambiables.


RECOMENDACIONES SOBRE ALMACENAMIENTO
Consérvese a temperatura ambiente a no más de 30°C y en lugar seco. Consérvese el frasco bien tapado.

LEYENDAS DE PROTECCIÓN

Literatura exclusiva para médicos.
Su venta requiere receta médica.
No se deje al alcance de los niños.
No se use en el embarazo o la lactancia.
Contiene un desecante NO INGERIBLE, consérvese dentro del envase.

FARMACÉUTICOS RAYERE, S. A.

Reg. Núm. 626M98, SSA IV

EEAR-06330022290276/RM2006



Tu Nombre:
Tu Email:
El Email de tu amigo:
Mensaje:
 

Las direcciones de correo que pongas aquí no se guardan en ningún lado y no llevan spam ni publicidad.



Contacto: Webmaster
Visite: www.FamGuerra.com
Visite: Calculadora Smartpoints Weight Watchers
Changing LINKS