Diccionario de Especialidades Farmacéuticas.

Definición de Medicinas, Substancias Activas, Presentación e Indicaciones


ULTIVA


En esta página se pueden buscar definiciones de medicamentos, substancias activas, presentaciones, forma farmacéutica y formulación, indicaciones, contraindicaciones, dosis y vía de administración de casi todas las medicinas en venta.

Si desea buscar en el nombre de la medicina, hay que palomear la opción MEDICAMENTO, si quiere también buscar en la SUBSTANCIA ACTIVA o en las INDICACIONES, entonces palomear las opciones deseadas.

Por Ejemplo:

Para buscar los medicamentos INDICADOS para el resfriado o embarazo, se palomea la opción INDICACIONES y se pone en el campo de busqueda la palabra "resfriado" o "embarazo".

Para buscar los medicamentos que tengan como SUBSTANCIA ACTIVA Ibuprofeno o Piroxicam se palomea la opción SUBSTANCIA y se pone en el campo de busqueda la palabra deseada.

No usar acentos.


A  B  C  D  E  F  G  H  I  J  K  L  M  N  O  P  Q  R  S  T  U  V  W  X  Y  Z  
Tip: Si se hace doble-click sobre una palabra, esta automáticamente se copia al campo de búsqueda.


GLAXOSMITHKLINE MÉXICO, S.A. DE C.V.
 
Calz. México-Xochimilco Núm. 4900, Col. San Lorenzo Huipulco, Deleg. Tlalpan, 14370, México, D.F.
Tel.: 5483-5200 - Interior de la República: 01-800-705-1800

 
Subsidiaria de: Glaxo Holdings, Ltd. Londres, Inglaterra.
.



ULTIVA 

Solución inyectable

REMIFENTANILO

DESCRIPCION:
ULTIVA. Para la induccion y/o mantenimiento de la anestesia general en procesos quirurgicos o posquirurgicos. Solucion inyectable. GLAXOSMITHKLINE


FORMA FARMACÉUTICA Y FORMULACIÓN
Cada frasco ámpula de SOLUCIÓN INYECTABLE contiene:

Clorhidrato de remifentanilo
equivalente a.................................. 2 mg ó 5 mg
de remifentanilo

Excipiente, c.b.p. 15 mg.


INDICACIONES TERAPÉUTICAS
ULTIVA® está indicado como agente analgésico para la inducción y/o mantenimiento de la anestesia general durante intervenciones quirúrgicas, incluyendo cirugía cardiaca, y para la continuación de la analgesia en el periodo postoperatorio inmediato, bajo estricta supervisión durante la transición a analgesia de larga duración.

ULTIVA® también está indicado como analgésico y sedante para los pacientes críticos con ventilación mecánica en las unidades de cuidados intensivos (UCI).


FARMACOCINÉTICA Y FARMACODINAMIA
Farmacocinética: Después de la administración de remifentanilo a las dosis recomendadas, la vida media biológica efectiva es de 3-10 minutos.

La eliminación promedio del remifentanilo en adultos sanos jóvenes es de 40 ml/min/kg, el volumen central de distribución es 100 ml/kg y el volumen de ­distribución en estado estable es de 350 ml/kg.

Las concentraciones de sangre del remifentanilo son proporcionales a la dosis administrada a lo largo del rango de dosis recomendadas. El incremento de 0.1 mcg/kg/min en la tasa de infusión, elevará la concentración sanguínea de remifentanilo 2.5 ng/ml. El 70% del remifentanilo se une a las proteínas del plasma.

Metabolismo: El remifentanilo es un opioide metabolizado por esterasas no específicas tisulares y sanguíneas. El metabolismo del remifentanilo resulta en la formación de un metabolito esencialmente inactivo del ácido carboxílico (1/4,600 la potencia del remifentanilo).

La vida media del metabolito en adultos sanos es de dos horas. Aproximadamente, 95% de remifentanilo se recupera en la orina como metabolito de ácido carboxílico. El remifentanilo no es un sustrato para la colinesterasa plasmática.

Farmacodinamia: El remifentanilo es un agonista selectivo de los receptores µ con rápido inicio de acción y muy corta duración. La actividad opioide del remifentanilo se antagoniza con naloxona, agente antagónico de los narcóticos.

Los ensayos en voluntarios sanos y en pacientes no muestran elevación de los niveles de histamina después de la administración del remifentanilo en dosis de hasta 30 mcg/kg.


CONTRAINDICACIONES
ULTIVA® está contraindicada para uso por vías epidural e intratecal, por la neurotoxicidad de la glicina presente en la formulación.

ULTIVA® también está contraindicada en pacientes con hipersensibilidad conocida a cualquier componente de la preparación y a otros análogos de fentanilo.


PRECAUCIONES GENERALES
ULTIVA® sólo deberá administrarse en un lugar totalmente equipado para la vigilancia y apoyo de las funciones respiratorias y cardiovasculares y con personal especializado en el uso de anestésicos, para reconocer y manejar los efectos adversos esperados de opioides potentes, incluyendo reanimaciones cardiaca y respiratoria.

Dicha capacitación debe incluir el acceso oportuno y el mantenimiento de vías respiratorias permeables, para proporcionar ventilación mecánica asistida.

Como todos los opioides, ULTIVA® no está ­recomendado para usarse como agente único en anestesia general.

Rigidez muscular–prevención y manejo: Puede presentarse rigidez muscular con las dosis recomendadas. Así como con otros opioides, la incidencia de rigidez muscular se relaciona con la dosis y tasa de adminis­tración. Por lo tanto, se deben administrar en inyección lenta, en más de 30 segundos. La rigidez muscular inducida por el remifentanilo debe tratarse en el contexto de la condición clínica de los pacientes con medidas de apoyo adecuadas.

La rigidez muscular excesiva, que se presenta durante la inducción de la anestesia, debe tratarse con la administración de un agente bloqueador neuromuscular y/o agentes hipnóticos adicionales. La rigidez muscular que se observa durante el uso de remifentanilo como analgésico puede tratarse interrumpiendo o reduciendo la tasa de infusión de remifentanilo.

La resolución de rigidez muscular después de retirar la infusión de remifentanilo se presenta en minutos. De manera alternativa se puede administrar un antagonista opioide; sin embargo, éste puede revertir o atenuar el efecto analgésico del remifentanilo.

Manejo de la depresión respiratoria: Como con todos los opioides potentes, la analgesia profunda se acompaña de depresión respiratoria marcada. Por lo tanto, el remifentanilo sólo debe usarse en áreas en las que se encuentren instalaciones disponibles para vigilar y manejar casos de depresión respiratoria. Se debe manejar la depresión respiratoria de manera adecuada, incluyendo la disminución de la tasa de infusión en 50%, o el retiro temporal de la infusión.

A diferencia de otros análogos de fentanilo, el remifentanilo no ha demostrado causar depresión respiratoria recurrente incluso después de la administración prolongada. No obstante, como muchos factores pueden afectar la recuperación postoperatoria, es importante asegurar que se han logrado una conciencia total y una ventilación espontánea adecuada antes de que el paciente salga del área de recuperación.

Efectos cardiovasculares: La hipotensión y la bradicardia (véase Reacciones secundarias y adversas) pueden ser manejadas reduciendo la tasa de infusión de ULTIVA® o la dosis de anestésicos concurrentes, o ­usando líquidos I.V., agentes vasopresores o anticolinérgicos, según sea adecuado. Los pacientes debilitados, hipovolémicos y de edad avanzada pueden ser más sensibles a los efectos cardiovasculares del remifentanilo.

Rápida extinción de la acción: Debido a la rápida extinción de la acción de ULTIVA®, no hay actividad residual opioide a los 5-10 minutos después de retirar ULTIVA®. Para aquellos pacientes sometidos a procedi­mientos quirúrgicos en los que se anticipa el dolor postoperatorio, los analgésicos deben administrarse antes o inmediatamente después de retirar ULTIVA®.

Debe darse un tiempo suficiente para lograr el efecto máximo en los analgésicos de acción prolongada. La elección de analgésicos debe ser adecuada para el procedimiento quirúrgico del paciente del nivel de cuidado postoperatorio.

Administración inadvertida: Al concluir una infusión, puede quedar una cantidad suficiente de ULTIVA® en el espacio muerto de la línea I.V. y/o catéter, suficiente para causar depresión respiratoria, apnea y/o rigidez muscular si la línea venosa no es purgada, antes de utilizarla nuevamente con otros líquidos I.V. u otros fármacos.

Esto puede evitarse administrando ULTIVA® a través de una línea I.V. exclusiva para ULTIVA®, misma que deberá lavarse por completo (o purgarse) del medicamento residual, antes de usarla nuevamente. Otra forma sería retirar completamente la línea I.V. al concluir la administración de ULTIVA®.

Potencial de abuso: Así como con otros opioides, el remifentanilo puede producir dependencia.


RESTRICCIONES DE USO DURANTE EL EMBARAZO Y LA LACTANCIA
Embarazo categoría C: No existen estudios ­adecuados y bien controlados en mujeres embarazadas. ULTIVA® debe usarse durante el embarazo sólo si el beneficio justifica el riesgo potencial para el feto. No se sabe si el remifentanilo se excreta a la leche humana.

Sin embargo, debido a que los análogos de fentanilo se excretan a la leche humana y que se encontró material relacionado con el remifentanilo en la leche de las ratas después de las dosis con remifentanilo, se debe tener cuidado cuando se administre a una madre que esté amamantando.

Trabajo de parto y parto: El perfil de seguridad del remifentanilo durante el trabajo de parto y el parto no ha sido establecido. No existe información suficiente para recomendar remifentanilo durante el parto ni en la intervención cesárea.

El remifentanilo cruza la barrera de la placenta y los análogos de fentanilo pueden causar depresión respiratoria en el niño.


REACCIONES SECUNDARIAS Y ADVERSAS
Los efectos adversos más comunes asociados con remifentanilo son efectos directos de su perfil µ-opioide agonista.

La incidencia general reportada, como se determina en todas las fases de estudio de anestesia controlada, es como sigue:

Muy común (³ 10%): Náusea, vomito, hipotensión, rigidez músculo-esquelética.

Común (frecuente) (³ 1% y < 10%): Calosfríos postoperatorios, bradicardia, depresión respiratoria aguda, apnea, hipertensión postoperatoria, prurito.

No común (infrecuente) (³ 0.1% y < 1%): Hipoxia, constipación, Dolores postoperatorios.

Raro (< 0.1%): Sedación (durante la recuperación de anestesia general).

Estos efectos adversos se solucionan en minutos después de retirar o disminuir la tasa de administración de remifentanilo.

Los siguientes efectos adversos y frecuencias que se reportan han sido determinados a partir de los reportes obtenidos después de la venta del medicamento: Muy rara vez, se han reportado reaccio­nes alérgicas, incluyendo anafilaxia, en pacientes que reciben ­ULTIVA® junto con uno o más agentes ­anestésicos.

Se han reportado casos raros de asistolia/paro cardiaco, generalmente precedidos por bradicardia, en pacientes que reciben remifentanilo conjuntamente con otros agentes anestésicos.


INTERACCIONES MEDICAMENTOSAS Y DE OTRO GÉNERO
El remifentanilo no es metabolizado por la colinesterasa plasmática, por lo que las interacciones con fármacos metabolizados por esta enzima no son previsibles. Así como con otros opioides, el remifentanilo disminuye las cantidades o dosis de anestésicos inhalados e I.V. y benzodiazepinas requeridos para anestesia (véase Dosis y vía de administración).

Si no se reducen las dosis de fármacos depresivos del SNC administrados en forma concomitante, los pacientes pueden experimentar un incremento en la incidencia de eventos adversos asociados con estos agentes. Los efectos cardiovasculares de ULTIVA® (hipotensión y bradicardia), pueden exacerbarse en pacientes que reciben fármacos depresivos cardiacos concomitantes como beta bloqueadores y agentes bloqueadores del canal de calcio.


ALTERACIONES EN LOS RESULTADOS DE PRUEBAS DE LABORATORIO
Las determinaciones de histamina en los voluntarios sanos no han mostrado elevación de los niveles de la misma, después de administrar hasta 30 mcg/kg de remifentanilo.

PRECAUCIONES EN RELACIÓN CON EFECTOS DE CARCINOGÉNESIS, MUTAGÉNESIS, TERATOGÉNESIS Y SOBRE LA FERTILIDAD
No se han reportado.

DOSIS Y VÍA DE ADMINISTRACIÓN
ULTIVA® sólo deberá administrarse en lugares completamente equipados para la vigilancia y apoyo de las funciones respiratoria y cardiovascular, que cuenten con personal especialmente entrenado en el uso de anestésicos y capacitado para reconocer y manejar los eventos adver­sos esperados por el uso de opioides potentes, incluyen­do la reanimación cardiaca y respiratoria. Dicha capaci­tación debe incluir el acceso oportuno y mantenimiento de vías respiratorias permeables y la asistencia mecánica a la ventilación.

ULTIVA® se debe administrar en una línea I.V. exclusiva, con bomba y en infusión continua. Al concluir ésta, se debe lavar adecuadamente, para eliminar completamente los residuos de ULTIVA® de la línea I.V., si ésta se emplea posteriormente con otro medicamento o solución parenteral. La línea de infusión exclusiva debe estar conectada a un catéter venoso para minimizar el espacio muerto potencial.

Se debe tener cuidado para evitar la obstrucción o desconexión de líneas de infusión. ULTIVA® es sólo para uso intravenoso (I.V.) y nunca debe administrarse por las vías epidural o intratecal (véase Contraindicaciones). ULTIVA® es estable por 24 horas a temperatura ambiente (25°C) después de la reconstitución a concentraciones de 20 a 250 mcg/ml. La dilución recomendada para los adultos es de 50 mcg/ml y para los pacientes pediátricos >1 año de edad es de 20-25 mcg/ml.

Se puede diluir con alguna de las siguientes soluciones para uso I.V.:

Agua inyectable esterilizada.

Solución de dextrosa al 5%.

Solución de cloruro de sodio al 0.9% y dextrosa al 5%, también denominada solución mixta.

Solución de cloruro de sodio al 0.9% (también denominada solución fisiológica.

Solución de cloruro de sodio al 0.45%.

Además ULTIVA® es compatible con las siguientes soluciones cuando se administra simultáneamente por vía intravenosa:

Ringer lactato (solución de Hartmann).

Ringer lactato con solución de dextrosa al 5%.

ULTIVA® también ha mostrado ser compatible con propofol cuando se administra en una infusión I.V.

Para información adicional, incluyendo las tablas para utilizar ULTIVA® de acuerdo con las necesidades anestésicas del paciente, consúltese la información respectiva a continuación.

Anestesia general: La administración de ULTIVA® debe individualizarse con base en la respuesta del paciente. No se recomienda su uso como único agente en anestesia general.

Adultos: La siguiente tabla resume las tasas de infusión iniciales y los rangos de dosis:





Con las dosis recomendadas anteriormente, el remifentanilo reduce significativamente las dosis de hipnóticos requeridos para mantener la anestesia.

En consecuencia el isofluorano y el propofol deben administrarse como se recomienda en la tabla, para evitar una excesiva profundidad anestésica (véase Medicación concomitante).

No hay información disponible para recomendar las dosis de hipnóticos con el uso simultáneo de remifentanilo.

Inducción de anestesia: ULTIVA® debe administrarse con alguno de los siguientes hipnóticos: propofol, tiopentona o isofluorano, para la inducción de anestesia.

ULTIVA® puede administrarse a una tasa de infusión de 0.5 a 1 mcg/kg/min con o sin bolo inicial de 1mcg/kg durante no menos de 30 segundos.

No se necesita el bolo si la intubación endotraqueal se efectúa 8 a 10 minutos después de iniciada la infusión de ULTIVA®

Mantenimiento de anestesia: Después de la intubación endotraqueal, la tasa de la infusión de ULTIVA® debe ser disminuida de acuerdo con la técnica anestésica, como se indica en la tabla anterior.

Debido al rápido inicio y corta duración de la acción de ULTIVA®, la administración durante la anestesia puede ser titulada a dosis mayores con incrementos de 25% a 100% o a dosis menores con reducciones de 25 a 50% cada 2 a 5 minutos para lograr el nivel deseado de respuesta µ-opioide.

En respuesta a la anestesia ligera, pueden ­administrarse inyecciones lentas complementarias cada 2 a 5 ­minutos.

Anestesia con ventilación espontánea: En esta anestesia, es posible que se presente depresión respiratoria. Se debe tener cuidado especial para ajustar la dosis a las necesidades del paciente y puede requerirse el apoyo mecánico ventilatorio.

La tasa de infusión inicial recomendada para la inducción y mantenimiento es de 0.04 mcg/kg/min con titulación del efecto anestésico.

Se ha estudiado la tasa de infusión en el rango de 0.025 a 0.1 mcg/kg/min. La administración en bolo no se recomienda con ventilación espontánea.

Continuación de la analgesia en el postopera­torio inmediato: En caso de que no se haya proporcionado analgesia de duración prolongada al final de la cirugía, ULTIVA® puede ser necesaria para mantener la analgesia durante el postoperatorio inmediato hasta lograr que la analgesia de duración prolongada haya alcanzado su efecto máximo.

En pacientes ventilados mecánicamente, la tasa de infusión debe continuar titulándose hasta lograr el efecto.

En los pacientes con ventilación espontánea, la tasa de infusión de ULTIVA® debe reducirse inicialmente a una proporción de 0.1 mcg/kg/min.

La tasa de infusión entonces puede incrementarse o bajarse en no menos de 0.025 mcg/kg/min cada cinco minutos, para equilibrar el nivel de analgesia del paciente y la frecuencia respiratoria.

ULTIVA® sólo deberá administrarse en un lugar totalmente equipado para la vigilancia y apoyo de las funciones respiratoria y cardiovascular y con la estricta supervisión de personal especializado para reconocer y manejar los efectos depresores respiratorios de opioides potentes.

No se recomienda la administración de ULTIVA® en bolo para tratar el dolor durante el periodo postoperatorio en pacientes con respiración espontánea.

Para el retiro de la infusión de ULTIVA®: Debido a la efímera acción de ULTIVA®, no se presentará actividad residual opioide entre 5 a 10 minutos después de que se le retire.

Para aquellos pacientes que sean sometidos a procedimientos quirúrgicos y en quienes se anticipa dolor postoperatorio, los analgésicos deben administrarse antes o inmediatamente después de retirar ULTIVA®.

Debe darse suficiente tiempo para alcanzar el efecto máximo del analgésico de acción más prolongada.

La opción del analgésico debe ser apropiada para el procedimiento quirúrgico del paciente y el nivel de cuidados postoperatorios.

Medicación concomitante: El remifentanilo disminuye las cantidades o dosis de anestésicos inhalados, hipnóticos y benzodiazepinas requeridos para anestesia (véase Interacciones medicamentosas y de otro género).

Las dosis de los siguientes agentes usados en anestesia: isofluorano, tiopentona, propofol y temazepam se disminuyen hasta en 75% cuando se usan de manera concurrente con el remifentanilo.

Pacientes pediátricos (1-12 años):

Inducción de anestesia: No hay información suficiente para hacer recomendaciones de dosis de inducción en este grupo etario.

Mantenimiento de anestesia:





Cuando se administra por infusión en bolo, ULTIVA® debe administrarse en más de 30 segundos. La cirugía de- be comenzar por lo menos 5 minutos después de haber comenzado la infusión de ULTIVA®, si no se ha dado una dosis en bolo. Los pacientes pediátricos deben ser vigilados y la dosis debe ser titulada hasta alcanzar la profundidad de analgesia apropiada para el procedimiento quirúrgico.

Medicación concomitante: Con las dosis recomendadas anteriormente, el remifentanilo reduce significativamente la cantidad de agente hipnótico requerido para mantener la anestesia. Por esta razón, isofluorano, halotano y sevofluorano deben administrarse como se recomienda en la tabla para evitar una excesiva profundidad anestésica. No hay información disponible para las dosis de otros hipnóticos en uso simultáneo con remifentanilo (véase Medicación concomitante).

Retiro de la infusión de remifentanilo: Por la rápida desaparición del efecto analgésico de ULTIVA®, no hay efecto narcótico residual después de 5-10 minutos de haber suspendido la infusión. Para los pacientes que sean sometidos a procedimientos qurirúrgicos asociados a dolor postoperatorio, deben anticiparse los requerimientos analgésicos postoperatorios apropiados.

Neonatos/infantes (menores de un año): El perfil farmacocinético de remifentanilo en neonatos/infantes (menores de 1 año) es comparable con el que se observa en adultos después de la corrección de las diferencias por peso corporal. No obstante, no hay suficiente información clínica para hacer recomendaciones de dosis para este grupo ­etario.

Anestesia cardiaca: Pacientes adultos.





Periodo de inducción de anestesia: Después de la administración de hipnóticos para lograr la pérdida de la conciencia, ULTIVA® debe administrarse a una tasa de infusión inicial de 1 mcg/kg/min. No se recomien- da el uso de infusiones en bolo de ULTIVA® durante la inducción de pacientes sometidos a intervenciones cardiacas. La intubación endotraqueal debe efectuarse al menos 5 minutos después de iniciada la infusión.

Mantenimiento de la anestesia: Después de la intubación endotraqueal, la velocidad de la infusión de ULTIVA® debe titularse de acuerdo con la necesidad del paciente.

Pueden administrarse dosis complementarias en inyecciones lentas, a las dosis que indica la tabla y según se requiera.

A los pacientes cardiacos de alto riesgo, como aquellos con función ventricular pobre, debe administrárseles una dosis máxima en bolo de 0.5 mcg/kg. Estas recomendaciones de dosis también se aplican durante el bypass cardiopulmonar hipotérmico.

Medicación concomitante: A las dosis recomendadas anteriormente, el remifentanilo reduce significativamente la cantidad del agente hipnótico requerido para mantener la anestesia.

Por esta razón el isofluorano y el propofol deben administrarse como se recomienda, para evitar una excesiva profundidad anestésica.

No hay información disponible para las recomendaciones de dosis de otros hipnóticos en uso simultáneo con remifentanilo.

Continuación de la analgesia postoperatoria antes de la extubación: Se recomienda mantener la infusión de ULTIVA® en la tasa final intraoperatoria durante la transferencia del paciente al área de recuperación postoperatoria.

A la llegada a esta área, se debe vigilar de cerca el nivel de analgesia y sedación del paciente y ajustar la tasa de infusión de ULTIVA® para satisfacer los requerimientos individuales del paciente.

Para el retiro de ULTIVA®: Los pacientes deben recibir analgésicos alternativos y agentes sedantes con suficiente tiempo de anticipación.

La elección y dosis del agente o agentes deben ser los adecuados para el nivel de cuidado postoperatorio del paciente.

Se recomienda retirar la infusión de ULTIVA® reduciendo la proporción de la infusión en decrementos de 25% en intervalos de por lo menos 10 minutos hasta que la infusión esté descontinuada.

Durante el retiro del ventilador, la infusión de ULTIVA® no debe aumentarse y sólo debe titularse en reducción, complementándose, según se requiera, con analgésicos alternativos.

Se recomienda tratar los cambios hemodinámicos, como hipertensión y taquicardia, con los agentes alternativos según sea adecuado.

Pacientes pediátricos: No hay suficiente información para hacer recomendaciones de dosis en cuanto a cirugías cardiacas en pediatría.

Uso en cuidados intensivos: ULTIVA® puede usarse inicialmente como agente único para la analgesia y seda­ción en pacientes con ventilación mecánica que se encuentran en cuidados intensivos. Se recomienda ­iniciar ULTIVA® con una tasa de infusión de 0.1 mcg/kg/min a 0.15 mcg/kg/min. La tasa de infusión debe ser titulada en incrementos de 0.025 mcg/kg/min para lograr el nivel deseado de analgesia y sedación.

Se debe dar un periodo de por lo menos 5 minutos entre esos ajustes. El nivel de analgesia y sedación debe vigilarse cuidadosamente y revalorar constantemente, en consecuencia la tasa de infusión de ULTIVA® debe ajustarse. Si se alcanza una tasa de infusión de 0.2 mcg/kg/min y no se ha logrado una sedación adecuada, se recomienda iniciar el sedante apropiado; se debe ­titular la dosis de este agente para obtener el nivel deseado de sedación.

Pueden hacerse incrementos posteriores a la tasa de infusión ULTIVA® en aumentos de 0.025 mcg/kg/min en caso de que se requiera analgesia adicional.

Se ha estudiado ULTIVA® en pacientes en cuidados intensivos en estudios clínicos bien controlados con una duración de hasta tres días.

Existe información ­adicional de ensayos clínicos limitados de duración más larga.

La siguiente tabla resume las tasas iniciales de infusión y rango de dosis típica para la administración de analgesia y sedación en estos pacientes:





En la Unidad de Cuidados Intensivos no se recomienda la administración en dosis horarias, sino siempre en infusión continua.

El uso de ULTIVA® reducirá los requerimientos de los sedantes que se empleen en forma concomitante, de acuerdo con la siguiente tabla.





Para permitir la titulación separada de los respectivos agentes, los agentes sedantes no deben administrarse mezclados con ULTIVA®.

Anestesia con cuidado monitoreado-analgesia adicional para pacientes ventilados mecánicamente que son sometidos a procedimientos molestos: Puede requerirse un incremento en la tasa de infusión existente de ULTIVA® para proporcionar una cobertura analgésica adicional a los pacientes ventilados que son sometidos a procedimientos molestos y/o dolorosos como succión endotraqueal, cambios de vendajes en heridas y fisioterapia. Se recomienda ­mantener la tasa de infusión de ULTIVA® en por lo menos 0.1 mcg/kg/min, 5 minutos antes de comenzar el procedimiento de estimulación.

Pueden hacerse ajustes posteriores de dosis cada 2 a 5 minutos en incrementos de 25%-50% de anticipación, en respuesta a los requerimientos adicionales de analgesia. Se ha administrado una tasa de infusión de 0.25 microgramos/kg/min, hasta un máximo de 0.75 microgramos/kg/min, para la anestesia/analgesia adicional durante los procesos de estimulación.

Retiro de ULTIVA®: Antes de retirarla, los pacientes deben recibir un analgésico alternativo y agentes sedan­tes con suficiente tiempo de anticipación. La elección adecuada y dosis del agente o agentes deben anticiparse y administrarse.

Con el fin de asegurar una emergencia anestésica equilibrada de un régimen basado en ULTIVA®, se recomienda que la tasa de infusión de ULTIVA® sea titulada en etapas de 0.1 mcg/kg/min sobre un periodo de hasta 1 hora antes de la extubación.

Después de la extubación, se debe reducir la tasa de infusión en fracciones de 25% en intervalos de por lo menos 10 minutos hasta retirar la infusión. Durante la desconexión del ventilador, no debe incrementarse la infusión de ULTIVA® y sólo debe hacerse una titulación decreciente y complementada con analgésicos alternativos, según se requiera.

Pacientes pediátricos en cuidados intensivos: No hay información disponible sobre el uso en pacientes pediátricos.

Pacientes con trastornos renales en cuidados intensivos: No se necesitan ajustes en las dosis recomendadas anteriormente en los pacientes con trastornos renales, incluyendo aquellos que están bajo una terapia de reemplazo renal.

Pacientes con características especiales:

Edad avanzada (más de 65 años).

Anestesia general: La dosis inicial de remifentanilo, administrada a pacientes mayores de 65 años, debe ser la mitad de la dosis recomendada para adultos y titulada de acuerdo con las necesidades del paciente, ya que se ha observado un aumento de sensibilidad en los efectos farmacológicos del remifentanilo en esta población de pacientes.

Este ajuste en las dosis se aplica al uso en todas las fases de la anestesia, incluyendo la inducción, el mantenimiento y la analgesia postoperatoria inmediata.

Anestesia cardiaca: No se requiere reducción de la dosis inicial (Véase Anestesia cardiaca-Tabla de dosificación).

Cuidados intensivos: No se requiere reducción de la dosis inicial.

Pacientes obesos: Se recomienda que para pacientes obesos, la dosis de ULTIVA® se reduzca y se base en el peso corporal ideal, ya que en esta población, la eliminación y volumen de distribución de remifentanilo se correlacionan mejor con el peso corporal ideal que con el peso corporal real.

Insuficiencia renal: No se necesitan ajustes en la dosis con relación a la usada en adultos sanos, ya que el perfil farmacocinético del remifentanilo no se modifica en estos pacientes.

Insuficiencia hepática: No se necesita ajustar las dosis con relación a la usada en adultos sanos, ya que el perfil farmacocinético del remifentanilo no se modifica en estos pacientes.

No obstante, los pacientes con hepatopatías severas pueden ser ligeramente más sensibles a los efectos depresores respiratorios del remifentanilo.

Estos pacientes deben vigilarse de cerca y la dosis de remifentanilo debe ser titulada a las necesidades individuales del paciente.

Neurocirugía: La limitada experiencia clínica en pacientes sometidos a procedimientos neuroquirúrgicos ha mostrado que no se requieren recomendaciones especiales en la dosis.

Pacientes ASA III/IV:

Anestesia general: Es posible que los efectos hemodi­námicos de los opioides potentes sean más pronunciados en pacientes ASA III/IV, por lo que se debe tener cuidado cuando se administre ULTIVA® en esta ­población.

Por lo tanto, se recomienda reducir la dosis inicial y hacer una valoración posterior hasta alcanzar el ­efecto.

Anestesia cardiaca: No se requiere reducción de la dosis inicial (véase Anestesia cardiaca-Tabla de dosificación).


MANIFESTACIONES Y MANEJO DE LA SOBREDOSIFICACIÓN O INGESTA ACCIDENTAL
Como con todos los analgésicos opioides potentes, la sobredosis se manifiesta como parte de las acciones farmacológicamente predecibles del remifentanilo.

Debido a la muy corta duración de la acción de ­ULTIVA®, el potencial de efectos dañinos debido a una sobredosis es limitado al periodo inmediatamente después de la administración del fármaco.

La respuesta a la interrupción del fármaco es rápida con un retorno en diez minutos a las condiciones ­basales.

En caso de presentarse una sobredosis, tomar las siguientes acciones: interrumpir la administración de ULTIVA®, mantener una vía respiratoria permeable, iniciar ventilación asistida o controlada con oxígeno y mantener una función cardiovascular adecuada. Si la depresión respiratoria se asocia con rigidez muscular, puede requerirse un agente bloqueador neuromuscular para facilitar la respiración asistida o controlada.

Pueden emplearse fluidos intravenosos y vasopresores para el tratamiento de la hipotensión y otras medidas de apoyo.

La administración intravenosa de un antagonista opioide como la naloxona, puede considerarse como antídoto específico para manejar depresión respiratoria severa y rigidez muscular.

La duración de la depresión respiratoria después de la sobredosis con ULTIVA® no parece exceder la duración de la acción del opioide antagonista.


PRESENTACIONES
Caja con 5 frascos ámpula con 2 ó 5 mg de remifentanilo en polvo, sin diluyente.


RECOMENDACIONES SOBRE ALMACENAMIENTO
Consérvese a no más 25ºC. No se congele. Agítese antes de usarse.

Hecha la mezcla, se conserva durante 24 horas a no más de 25ºC.


LEYENDAS DE PROTECCIÓN
Su venta requiere recetario de narcóticos y/o permiso especial con código de barras.
No se deje al alcance de los niños.
Literatura exclusiva para médicos.
Este medicamento es de muy alto riesgo y sólo debe ser administrado por médicos anestesiólogos o intensivistas en áreas que cuenten con equipo de reanimación cardiopulmonar.

GLAXOSMITHKLINE MÉXICO, S. A. de C. V.

Reg. Núm. 541M98, SSA IV

FEAR-04330020510182/RM2005



Tu Nombre:
Tu Email:
El Email de tu amigo:
Mensaje:
 

Las direcciones de correo que pongas aquí no se guardan en ningún lado y no llevan spam ni publicidad.



Contacto: Webmaster
Visite: www.FamGuerra.com
Visite: Calculadora Smartpoints Weight Watchers
Changing LINKS