Diccionario de Especialidades Farmacéuticas.

Definición de Medicinas, Substancias Activas, Presentación e Indicaciones


OXIFUNGOL


En esta página se pueden buscar definiciones de medicamentos, substancias activas, presentaciones, forma farmacéutica y formulación, indicaciones, contraindicaciones, dosis y vía de administración de casi todas las medicinas en venta.

Si desea buscar en el nombre de la medicina, hay que palomear la opción MEDICAMENTO, si quiere también buscar en la SUBSTANCIA ACTIVA o en las INDICACIONES, entonces palomear las opciones deseadas.

Por Ejemplo:

Para buscar los medicamentos INDICADOS para el resfriado o embarazo, se palomea la opción INDICACIONES y se pone en el campo de busqueda la palabra "resfriado" o "embarazo".

Para buscar los medicamentos que tengan como SUBSTANCIA ACTIVA Ibuprofeno o Piroxicam se palomea la opción SUBSTANCIA y se pone en el campo de busqueda la palabra deseada.

No usar acentos.


A  B  C  D  E  F  G  H  I  J  K  L  M  N  O  P  Q  R  S  T  U  V  W  X  Y  Z  
Tip: Si se hace doble-click sobre una palabra, esta automáticamente se copia al campo de búsqueda.


ARMSTRONG LABORATORIOS DE MÉXICO S.A.DE C.V.
 
Av. División del Norte, Núm. 3311, Col. Barrio de La Candelaria, Delg. Coyoacán 04380 México, D. F.
Tels.: 3000-1500
Fax: 3000-1586



OXIFUNGOL 

Cápsulas

FLUCONAZOL

DESCRIPCION:
OXIFUNGOL. Antimicotico. Capsulas. ARMSTRONG


FORMA FARMACÉUTICA Y FORMULACIÓN

Cada CÁPSULA contiene:

Fluconazol......................... 150 mg

Excipiente, c.b.p. 1 cápsula.


INDICACIONES TERAPÉUTICAS

 OXIFUNGOLMR es un antimicótico indicado para el tratamiento de las siguientes enfermedades: Criptococosis, incluyendo ­meningitis por criptococo e infecciones en otros sitios (por ­ejemplo, pulmonar, cutánea). Pueden tratarse huéspedes normales y pacientes con SIDA, trasplantados o con otras causas de inmunosupresión. El fluconazol puede utilizarse como terapia de mantenimiento para prevenir la recaída de enfermedades por criptococo en pacientes con SIDA.

Candidiasis sistémica incluyendo candidemia, candidiasis diseminada y otras formas de infección invasiva por Candida incluyendo infecciones del peritoneo, de endocardio y de aparatos pulmonar y urinario. Pueden ser tratados pacientes en unidades de terapia intensiva, o aquellos con cáncer que reciben tratamiento citotóxico o inmunosupresivo, o con otros factores predisponentes para infecciones por Candida.

Candidiasis de las mucosas incluyendo orofaríngeas, esofágicas, broncopulmonar no invasiva, candiduria, candidiasis mucocutánea y candidiasis oral crónica ­atrófica (asociada con el uso de placas dentales), compromiso de la función inmune. En la prevención de la recaída de la candidiasis orofaríngea en pacientes con SIDA.

Candidiasis genital: Candidiasis vaginal, aguda o recurrente y profilaxis de las infecciones por hongos en pacientes con tumores malignos que estén predispuestos a tales infecciones, como resultado del tratamiento citotóxico o por radioterapia. Dermatomicosis, incluyendo Tinea pedis, Tinea corporis, Tinea cruris, Tinea versicolor e infecciones dérmicas por Candida. Micosis profundas endémicas en pacientes inmunocomprometidos, coccidioidomicosis, paracoccidioidomicosis, esporotricosis e histoplasmosis.


FARMACOCINÉTICA Y FARMACODINAMIA

El fluconazol, un miembro de una nueva clase de compuestos antimicóticos, los tiazoles, es un inhibidor potente y específico de la síntesis de los esteroles de los hongos. El fluconazol administrado tanto por vía oral como intravenosa ha mostrado ser activo en una gran variedad, en modelos animales de infección micótica. Se ha demostrado actividad en contra de micosis oportunistas, como infecciones causadas por Candida spp, incluyendo candidiasis sistémica y en animales inmunocomprometidos; contra Cryptococcus neoformans, incluyendo las infecciones intracraneales; igualmente contra Microsporum sp y Trichophyton sp.

También, se ha demostrado que el fluconazol es activo en modelos animales de micosis endémicas, incluyendo las causadas por Blastomyces dermatitidis; las causadas por Coccidioides immitis, incluyendo infecciones intracraneales, así como aquellas producidas por Histoplasma capsulatum, tanto en animales normales como inmunodeprimidos. Ha habido reportes de casos de sobreeinfección con algunas especies de Candida distintas a C. Albicans, las cuales con frecuencia son inherentemente no susceptibles a fluconazol (como Candida Krusei).

Estos casos pueden requerir de un tratamiento antimicótico alternativo. El fluconazol es altamente espe­cífico para inhibir las enzimas dependientes de citocromo P-450 de los hongos. Se ha demostrado que fluconazol administrado en dosis de 50 mg diarios hasta por 28 días, no afecta las concentraciones plasmáticas de testosterona en varones o las concentraciones de esteroides en las mujeres en edad reproductiva.

La administración de 200-400 mg diarios de fluconazol no tiene efecto clínicamente significativo sobre los niveles de esteroides endógenos o sobre la respuesta al estímulo con ACTH en voluntarios sanos del sexo mascu­lino. Los estudios de interacción con antipirina indican que el fluconazol administrado en dosis únicas o múltiples de 50 mg diarios no modifican su metabolismo.

Las propiedades farmacocinéticas del fluconazol son similares después de su administración por vía intravenosa u oral. Administrado por vía oral, el fluconazol se absorbe bien y los niveles plasmáticos (y la biodisponibi­lidad sistémica) son mayores al 90% de los obtenidos después de la administración intravenosa. Su absorción después de su administración oral no se ve afectada por los alimentos. Las concentraciones plasmáticas máximas cuando se administra en ayunas se presentan entre ½ y 1½ horas después de la administración y tiene una vida media plasmática de eliminación de aproximadamente 30 horas.

Las concentraciones plasmáticas son proporcionales a la dosis. El 90% de los niveles séricos correspondientes al estado estable se alcanza alrededor de 4 a 5 días, cuando se administra diariamente el medicamento una vez al día por varios días. La administración de una dosis de impregnación (en el día 1) del doble de la dosis diaria habitual, permite alcanzar, el 2o. día, niveles plasmáticos que se aproximan al 90% de los niveles del estado estable. El volumen aparente de distribución es muy semejante al contenido total de agua corporal. Su unión a proteínas es bajo (11 a 12%). El fluconazol alcanza buena penetración en todos los líquidos corporales estudiados. Los niveles de fluconazol en saliva y esputo son similares a los niveles plasmáticos.

En pacientes con meningitis micótica, los niveles de fluconazol en el líquido cefalorraquídeo son aproximadamente del 80% de los correspondientes en plasma. El fluconazol alcanza concentraciones elevadas en la piel superiores a las concentraciones séricas, en el estrato cór­neo, dermis-epidermis, y glándulas sudoríparas, fluco­nazol se acumula en el estrato córneo. A dosis de 50 mg una vez al día, la concentración de fluconazol después de 12 días fue de 73 µg/g y 7 días después de terminar el tratamiento la concentración aún fue de 5.8 µg/g. Con dosis de 150 mg una vez al día, la concentración del medicamento en el estrato córneo para el 7o. día fue de 23.4 µg/g y 7 días después de la segunda dosis fue aún de 7.1 µg/g.

La concentración de fluconazol en uñas sanas después de 4 meses de tratamiento con una dosis semanal de 150 mg fue 4.05 µg/g y de 1.8 1 µg/g en uñas enfer­mas, fluconazol fue detectable aún en muestras ungueales tomadas 6 meses después de terminado el tratamiento. La principal vía de excreción es la renal y aproximadamente el 80% de la dosis administrada se recupera en la orina como droga sin cambio. La depuración de fluconazol es proporcional a la depuración de creatinina. No existe evidencia de metabolitos circulantes. La prolongada vida media de eliminación plasmática es la base para el tratamiento con dosis única de la candidiasis vaginal y dosis única diaria y semanal para las otras indicaciones.


CONTRAINDICACIONES
No deberá utilizarse el fluconazol en pacientes con antecedentes de hipersensibilidad conocida al medicamento u otros compuestos del grupo de los azoles.

PRECAUCIONES GENERALES

Muy raramente, pacientes que han fallecido debido a enfermedades subyacentes severas y que habían recibido dosis múltiples de fluconazol, han mostrado en la autopsia lesiones que incluyen necrosis hepática. Estos pacientes estaban recibiendo múltiples medicamentos en forma concomitan­te, algunos conocidos como potencialmente hepatotóxicos o habían tenido enfermedades subyacentes que pudieron haber causado la necrosis hepática.

En consecuencia y debido a que no puede excluirse una relación causal con fluconazol, en aquellos pacientes en quienes se presente un aumento significativo de las enzimas hepáticas, deberá valorarse el riesgo contra el beneficio de continuar con el tratamiento con fluconazol. Al igual que con otros azoles, rara vez se ha informado de anafilaxia. Rara vez los pacientes tratados con fluconazol han desarrollado reacciones cutáneas exfoliativas, como síndrome de Stevens-Johnson y necrólisis tóxica epidérmica.

Los pacientes con SIDA son más propensos a desarrollar reacciones cutáneas severas a muchas drogas. Los pacientes con infecciones micóticas invasiva/sistémicas que desarrollen rash cutáneo, deberán ser vigilados estrechamente y descontinuar el tratamiento con flucona­zol sí se desarrollan lesiones bulosas o eritema multifor­me. Deberá vigilarse cuidadosamente la administración conjunta de fluconazol a dosis menores de 400 mg diarios y terfenadina. Al igual que con otros azoles rara vez se han informado casos de anafilaxia.

Manejo/uso de maquinaria: La experiencia indica que es improbable que el uso de fluconazol impida o deteriore la capacidad del paciente para manejar o utilizar maquinaria.


RESTRICCIONES DE USO DURANTE EL EMBARAZO Y LA LACTANCIA

Uso durante el embarazo: El fluconazol se ha utilizado muy poco durante el embarazo en seres humanos. Se han observado efectos fetales adversos en animales sólo cuando se utilizaron dosis altas y éstas se ­asociaron a toxicidad materna. Éstos hallazgos no se consideran como de importancia cuando se utiliza el fluconazol en dosis terapéuticas.

Sin embargo, deberá evitarse el uso de fluconazol durante el embarazo, excepto en pacientes con ­infecciones severas o potencialmente mortales en quienes el beneficio obtenido con el uso de fluconazol sobrepase el posible riesgo al feto.

Uso durante la lactancia: Se ha encontrado el fluconazol en la leche materna humana en concentraciones similares a las del plasma, por lo que no se recomienda su uso en la madre que está lactando.


REACCIONES SECUNDARIAS Y ADVERSAS

El fluconazol generalmente es bien tolerado. Los efectos secundarios más comúnmente asociados con el tratamiento del fluconazol, son síntomas relacionados al aparato gastrointestinal. Éstos incluyen náuseas, dolor abdominal, diarrea y flatulencia. Después de los síntomas gastrointestinales, como segundo efecto secundario más frecuente se presentó el rash cutáneo. Los pacientes con SIDA son más propensos a desarrollar reacciones cutáneas severas a muchas drogas.

Un pequeño número de pacientes con SIDA ha desarrollado tales reacciones, habitualmente mientras están recibiendo el fluconazol en forma concomitante con otros medicamentos de los cuales se conoce se asocian con reacciones exfoliativas cutáneas. Si en algún momento se presenta rash en un paciente que está siendo tratado de infección micótica superficial, el cual se considere atribuible al fluconazol, deberá evitarse el continuar el tratamiento con este medicamento.

En pacientes con infecciones micóticas invasivas/sistémicas que desarrollen rash cutáneo, deberán ser vigilados estrechamente y discontinuar el tratamiento con fluconazol; de igual manera si se desarrollan lesiones bulosas o eritema multiforme. Al igual que con otros azoles, rara vez se ha informado de anafilaxia.


INTERACCIONES MEDICAMENTOSAS Y DE OTRO GÉNERO

En un estudio de interacción, el fluconazol aumentó el tiempo de protrombina después de la administración de warfarina en hombres sanos. Aunque, la magnitud del cambio fue pequeña (12%), se recomienda una cuidadosa vigilancia del tiempo de protrom­bina en pacientes que estén recibiendo anticoagulantes del tipo de la cumarina.

Se ha demostrado que el uso del fluconazol prolonga la vida media de las sulfonilureas (clorpropamida, glibenclamida, glipicida y tolbutamida) cuando se administraron en forma concomitante a voluntarios sanos. El fluconazol puede administrarse junto con sulfonilureas orales en pacientes diabéticos, pero deberá tenerse en mente la posibilidad de episodios de hipoglu­cemia.

En un estudio de interacción farmacocinética, la coadministración de dosis múltiples de hidroclorotiacida a voluntarios sanos que recibían el fluconazol, incrementó las concentraciones plasmáticas de fluconazol en un 40%.

Un efecto de esta magnitud no requiere un cambio en el esquema de dosis de fluconazol en pacientes que reciben diuréticos en forma concomitante, aunque el médico deberá tenerlo presente. La administración conjunta del fluconazol y fenitoína puede aumentar los niveles de fenitoína en concentraciones que pueden ser clínicamente significativos. Si es necesario administrar ambas drogas en forma concomitante, deberá vigilarse los niveles de fenitoína y ajustar las dosis de la misma para mantener los niveles terapéuticos. Se han realizado dos estudios dinámicos con anticonceptivos orales utilizando dosis múltiples de fluconazol.

En el estudio con 50 mg de fluconazol no se observaron efectos relevantes sobre cualquier nivel hormonal, mientras que con 200 mg diarios, el área bajo la curva de etinilestradiol y levonorgestrel se incrementó 40 y 20%, respectivamente. Por tanto, es improbable que el empleo de tomas múltiples de fluconazol a estas dosis, tenga efecto sobre la eficacia cuando se combina con anticonceptivos orales. Los estudios de interacción han demostrado que cuando el fluconazol oral se ­administra conjuntamente con alimentos, cimetidina, antiácido o después de la irradiación corporal total en casos de trasplante de médula ósea, no se presentan alteraciones en su absorción que sean clínicamente significativas.

La administración concomitante de fluconazol y rifampicina produjo una reducción del 25% en el área bajo la curva y una reducción del 20% en la vida media del fluconazol. Debe considerarse el aumentar la dosis de fluconazol en pacientes que reciban rifampicina en forma con­comitante. En un estudio dinámico en pacientes con trasplante renal, se encontró que 200 mg diarios de fluconazol incrementaban lentamente las concentraciones de ciclosporina. Sin embargo, en otro estudio de dosis múltiples con 100 mg diarios de fluconazol, no se afectaron los niveles de ciclosporina en pacientes con trasplantes de médula ósea. Se recomienda que la concentración plasmática de ciclosporina sea vigilada en los pacientes que reciben el fluconazol.

En un estudio de interacción controlado con placebo, la administración de 200 mg de fluconazol durante 14 días, dio por resultado un descenso del 18% en el índice medio de depuración plasmática de teofilina. Pacientes que estén recibiendo dosis altas de teofilina, o aquellos que estén en alto riesgo de toxicidad por ella, deberán ser observados para detectar signos de intoxicación por esta droga mientras reciben el fluconazol y, además, la terapéutica se modificará en forma apropiada si aparecen datos de toxicidad. Después de la administración concomitante con midazolam, se observó una elevación importante de las concentraciones de midazolam y efectos psicomotores.

Este efecto de midazolam fue más marcado cuando se administro concomitantemente con fluconazol por vía oral, comparativamente con su administración intravenosa, en caso de requerirse el uso concomitante de una benzodiazepina con fluconazol, se deberá reducir la dosis de la benzodiazepina. Se ha reportado alteraciones cardiacas con el uso simultáneo de fluconazol con cisaprida, por lo que el uso concomitante de estos medicamentos está contraindicado. Deberá vigilarse cuidadosamente a los pacientes que reciban simultáneamente rifabutina y fluconazol, debido a que existen reportes de incremento en los niveles de rifabutina. La administración conjunta de fluconazol con tracolimus puede ocasionar un aumento en los niveles séricos de este último, existen informes de nefrotoxicidad con esta asociación, por lo que se deberá tener especial cuidado a los pacientes que reciban la misma.

Se han llevado a cabo estudios de interacción medicamentosa, debido a la aparición de arritmias cardiacas severas, secundarias a la prolongación del intervalo QTc en pacientes que recibieron antimicóticos del grupo del azol conjuntamente con terfenadina, dichas arritmias se presentaron sobretodo a dosis mayores de 400 mg diarios de fluconazol, por lo que el uso concomitante de terfenadina con fluconazol a dosis de 400 mg o mayores está contraindicado, debiéndose tener ­especial cuidado en los pacientes que reciban dosis menores a 400 mg. Un incremento en los niveles de zidovudina se ha reportado cuando se administra concomitantemente con fluconazol, lo cual parece ser debido a la disminución en la conversión del medicamento a su metabolito principal. Los médicos deberán estar conscientes que no se han efectuado estudios de interacción droga-droga con otros medicamentos, aunque estas interacciones pueden ocurrir.


ALTERACIONES EN LOS RESULTADOS DE PRUEBAS DE LABORATORIO
En algunos pacientes, particularmente aquellos con enfermedades subyacentes graves como SIDA y cáncer, se ha observado cambios en las pruebas funcionales renales y hematológicas, así como anormalidades hepáticas, durante el trata­­miento con fluconazol y agentes comparables, aun cuando la significación clínica y la relación con el tratamiento son inciertas.

PRECAUCIONES EN RELACIÓN CON EFECTOS DE CARCINOGÉNESIS, MUTAGÉNESIS, TERATOGÉNESIS Y SOBRE LA FERTILIDAD

El fluconazol no mostró evidencia de potencial carcinogénico en ratones y ratas tratados por vía oral durante 24 meses, con dosis de 2.5, 5 ó 10 mg/kg (aproximadamente 2 a 7 por la dosis recomendada en el humano). Las pruebas de fluconazol, con o sin activación metabólica, fueron negativas para mutagenicidad en cuatro cepas de S. typhimurium; el fluconazol no afectó la fertilidad en ratas machos o hembras cuando se trataron con dosis diarias por vía oral de 5, 10 ó 20 mg/kg o con dosis parenterales de 5, 25 ó 75 mg/kg.


DOSIS Y VÍA DE ADMINISTRACIÓN

Oral. 

Las dosis diarias de fluconazol deberá basarse en la naturaleza y severidad de la infección micótica. La mayoría de los casos de candidiasis vaginal responden a una terapéutica de una sola dosis. Para aquellas infecciones que requieren dosis múltiples, el tratamiento deberá continuarse hasta que los parámetros clínicos o los exámenes de laboratorio indiquen que la infección micótica ha sido controlada.
 

Un periodo de tratamiento inadecuado puede causar recurrencia de la infección activa. Los pacientes con SIDA y meningitis por criptococo, así como aquellos con candidiasis orofaríngea recurrente, habitualmente requieren una terapéutica de mantenimiento para prevenir recaídas.

 

En adultos: Para meningitis por criptococo e infecciones por criptococo en otros sitios, la dosis habitual es de 400 mg el primer día, seguido de 200 a 400 mg una vez al día. La duración del tratamiento dependerá de la respuesta clínica y micológica, pero generalmente para la meningitis por criptococo es de cuando menos seis a ocho semanas.

 

Para la prevención de recaída de la meningitis por criptococo en pacientes con SIDA, después de que el paciente ha recibido el tratamiento primario completo, el fluconazol puede administrarse en forma indefinida en dosis diaria de 200 mg.

 

Para la candidemia, candidiasis diseminada y otras infecciones invasoras por Candida, la dosis habitual es 400 mg el primer día seguida por 200 mg diarios.

 

Dependiendo de la respuesta clínica, la dosis puede aumentarse a 400 mg diarios. La duración del tratamiento se basa en la respuesta clínica.

 

Para la candidiasis orofaríngea, la dosis habitual es de 50 mg una vez al día por 7 a 14 días; si es necesario, el tratamiento puede continuarse por periodos mayores en pacientes con compromiso severo de la función inmune.

 

Para la candidiasis oral atrófica asociada con placas dentales, la dosis habitual es 50 mg una vez al día por 14 días, administradas en forma concomitante con medidas antisépticas específicas para la placa dental.

 

Para otras infecciones de las mucosas por Candida (excepto la candidiasis vaginal, véase a continuación) por ejemplo: esofagitis, enfermedad broncopulmonar no invasiva, candiduria, candidiasis mucocutánea, etcétera, la dosis habitualmente efectiva es de 50 a 100 mg diarios administrados por 14 a 30 días.

 

En casos especialmente difíciles de tratar infecciones por Candida de las mucosas, la dosis puede aumentarse a 100 mg diarios.

 

Para el tratamiento de la candidiasis vaginal debe administrarse el fluconazol en dosis de 150 mg como dosis única por vía oral.

 

Para la prevención de infecciones micóticas en pacientes con cáncer, la dosis debe ser 50 mg una vez al día, mientras el paciente esté en riesgo como consecuencia de estar recibiendo tratamiento citotóxico o radioterapia.

 

Para infecciones dérmicas, incluyendo Tinea pedis, corporis, cruris e infecciones por Candida, la dosis reco­mendada es de 150 mg en una sola dosis semanal. Normalmente, la duración del tratamiento es de dos a cuatro semanas, aunque Tinea pedis puede requerir hasta de seis semanas.

 

Para micosis profundas endémicas se pueden requerir dosis de 200-400 mg diarios hasta por 2 años. La duración del tratamiento deberá ser individualizada, pero oscila entre 11-24 meses en coccidioidomicosis, 2-17 meses para paracoccidioidomicosis y 3-17 meses en histoplasmosis.

 

En niños: Como se mencionó en Precauciones generales, no se recomienda su uso en niños menores de 16 años. Sin embargo, cuando el médico tratante considere que el tratamiento con el fluconazol es imperativo, se recomiendan las siguientes dosis para niños con edades mayores de 1 año y función renal normal: 1 a 2 mg/kg para infecciones superficiales por Candida, y 3 a 6 mg/kg para infecciones sistémicas por Candida o criptococo. Estas recomendaciones se aproximan a las dosis usadas en adultos sobre la base de mg/kg.

 

Sin embargo, datos preliminares en niños entre 5 y 13 años señalan que la eliminación de fluconazol puede ser más rápida que en adultos. Por lo tanto, para infecciones severas o que pongan en peligro la vida, pueden requerirse dosis diarias mayores. En un pequeño número de niños se ha utilizado dosis máxima diaria de 400 mg/kg.
 

No deberá excederse la dosis máxima diaria de 400 mg aprobada para el adulto.
 

La dosis diaria para niños con insuficiencia renal deberá reducirse de acuerdo con las guías indicadas para los adultos, dependiendo del grado de insuficiencia ­renal.
 

Uso en ancianos: En aquellos casos donde no exista evidencia de insuficiencia renal, deberán seguirse las recomendaciones de dosis habituales. Para pacientes con insuficiencia renal (depuración de creatinina menor a 40 ml/minuto) el esquema de dosificación debe ajustarse como se describe a continuación.
 

Pacientes con insuficiencia renal: El fluconazol se excreta principalmente sin cambio por la orina.
 

No es necesario hacer ajustes en el tratamiento de dosis única.
 

En el tratamiento con dosis múltiple de pacientes con insuficiencia renal deberán darse las dosis normales en los días 1 y 2 de tratamiento y posteriormente el intervalo de la dosis deberá modificarse de acuerdo con la depuración de creatinina como sigue:

 




MANIFESTACIONES Y MANEJO DE LA SOBREDOSIFICACIÓN O INGESTA ACCIDENTAL

 En caso de que ocurra una sobredosificación, puede ser adecuado el tratamiento sintomático (con medidas de soporte y lavado gástrico si es necesario).

El fluconazol se excreta principalmente en la orina; probablemente una diuresis forzada aumentará la velocidad de eliminación. Una sesión de hemodiálisis con duración de tres horas disminuye los niveles plasmáticos en aproximadamente el 50%.


PRESENTACIÓN

Caja con 1 cápsula de 150 mg.


RECOMENDACIONES SOBRE ALMACENAMIENTO
Consérvese a temperatura ambiente a no más de 30°C y en lugar seco.

LEYENDAS DE PROTECCIÓN

Literatura exclusiva para médicos.
No se deje al alcance de los niños.
Su venta requiere receta médica.
No se administre durante el embarazo ni la lactancia.

ARMSTRONG LABORATORIOS DE MÉXICO, S. A. de C. V.

Reg. Núm. 098M91, SSA IV

CEAR-04390703315/RM2004



Tu Nombre:
Tu Email:
El Email de tu amigo:
Mensaje:
 

Las direcciones de correo que pongas aquí no se guardan en ningún lado y no llevan spam ni publicidad.



Contacto: Webmaster
Visite: www.FamGuerra.com
Visite: Calculadora Smartpoints Weight Watchers
Changing LINKS