Diccionario de Especialidades Farmacéuticas.

Definición de Medicinas, Substancias Activas, Presentación e Indicaciones


DAONIL


En esta página se pueden buscar definiciones de medicamentos, substancias activas, presentaciones, forma farmacéutica y formulación, indicaciones, contraindicaciones, dosis y vía de administración de casi todas las medicinas en venta.

Si desea buscar en el nombre de la medicina, hay que palomear la opción MEDICAMENTO, si quiere también buscar en la SUBSTANCIA ACTIVA o en las INDICACIONES, entonces palomear las opciones deseadas.

Por Ejemplo:

Para buscar los medicamentos INDICADOS para el resfriado o embarazo, se palomea la opción INDICACIONES y se pone en el campo de busqueda la palabra "resfriado" o "embarazo".

Para buscar los medicamentos que tengan como SUBSTANCIA ACTIVA Ibuprofeno o Piroxicam se palomea la opción SUBSTANCIA y se pone en el campo de busqueda la palabra deseada.

No usar acentos.


A  B  C  D  E  F  G  H  I  J  K  L  M  N  O  P  Q  R  S  T  U  V  W  X  Y  Z  
Tip: Si se hace doble-click sobre una palabra, esta automáticamente se copia al campo de búsqueda.


SANOFI-AVENTIS DE MÉXICO, S.A. DE C.V.
 
Av. Universidad Núm. 1738, Col. Coyoacán, 04000, México, D. F.
Tel.: 5484-4400



DAONIL 

Tabletas

GLIBENCLAMIDA

DESCRIPCION:
DAONIL. Hipoglucemiante oral de segunda generacion. Tabletas. SANOFI-AVENTIS


FORMA FARMACÉUTICA Y FORMULACIÓN
Cada TABLETA contiene:

Glibenclamida ...............................5 mg
Excipiente, c.b.p. 1 tableta.

INDICACIONES TERAPÉUTICAS
DAONIL® está indicado en el tratamiento de la diabetes mellitus tipo 2 (no insulinodependiente), en la que las concentraciones de glucosa en sangre no puedan ser controladas adecuadamente sólo con dieta, ejercicio físico y disminución de peso.

Cuando la administración de DAONIL® no controle adecuadamente la glucemia (falla secundaria parcial), puede administrarse junto con insulina.

FARMACOCINÉTICA Y FARMACODINAMIA
Farmacodinamia: La glibenclamida disminuye la concentración de glucosa en sangre, al estimular la liberación de insulina desde las células beta pancreáticas, tanto en sujetos sanos como en pacientes con diabetes mellitus tipo 2 (no insulinodependiente). Este efecto entra en funcionamiento al interactuar con la glucosa (mejorando la respuesta de las células beta pancreáticas ante el estímulo fisiológico de la glucosa). También se ha reportado que la glibenclamida tiene efectos extrapancreáticos, ya que reduce la producción de glucosa hepática, y aumenta la unión y la sensibilidad de insulina en tejidos periféricos.

Después de la administración de una dosis matutina, el efecto hipoglucemiante permanece perceptible por aproximadamente 24 horas.

Durante la terapia prolongada, el efecto hipoglucemiante de glibenclamida persiste, mientras que las concentraciones de insulina regresan al rango normal.

La glibenclamida tiene una ligera acción diurética y aumenta la depuración de agua libre.

Farmacocinética: La glibenclamida se absorbe rápidamente después de su amdinistración por vía oral. La biodisponibilidad de glibenclamida es de aproximadamente 70%, a partir de las tabletas. Las concentraciones séricas máximas se alcanzan después de 2 a 4 horas.

La absorción de glibenclamida no se altera significativamente por la toma de alimentos.

La vida media sérica de glibenclamida es de aproximadamente 2 horas después de la administración por vía intravenosa, y de 2 a 5 horas después de la administración por vía oral; sin embargo, algunos estudios sugieren que en pacientes con diabetes mellitus, la vida media puede ser más prolongada: de 8 a 10 horas.

No hay acumulación.

La unión de glibenclamida a proteínas es mayor que 98%; esta unión in vitro es predominantemente no iónica.

La glibenclamida se metaboliza completamente en el hígado. El metabolito principal es la 4-trans-hidroxiglibenclamida; otro es la 3-cis-hidroxiglibenclamida.

Los metabolitos de la glibenclamida no contribuyen significativamente al efecto hipoglucemiante.

La excreción de los metabolitos tiene lugar por la orina y la bilis –aproximadamente la mitad por cada vía– y es completa después de 45 a 72 horas.

En pacientes con insuficiencia renal se incrementa la excreción de metabolitos por la bilis, lo que depende de la gravedad de la insuficiencia renal.

La glibenclamida cruza la placenta en cantidades mínimas. Se cree que la glibenclamida como otras sulfonilureas, se excreta en la leche materna.

CONTRAINDICACIONES
DAONIL® no debe administrarse en caso de:

Diabetes mellitus tipo 1 (insulinodependiente); por ejemplo, pacientes diabéticos con antecedentes de cetoacidosis).
Cetoacidosis diabética.
Precoma o coma diabético.
Insuficiencia renal grave.
Insuficiencia hepática grave.
Hipersensibilidad a la glibenclamida o a cualquiera de los componentes de la fórmula.
Embarazo.
Lactancia.
En pacientes bajo tratamiento con bosentan.

PRECAUCIONES GENERALES
Los signos clínicos de hiperglucemia son: frecuencia urinaria aumentada, sed intensa, sequedad de boca y resequedad de la piel.

En situaciones excepcionales de estrés (como traumatismos, cirugías o infecciones febriles), puede haber deterioro en la regulación de la glucemia, y requerirse la sustitución temporal de DAONIL® por insulina, para mantener un buen control metabólico.

Las personas alérgicas a otros derivados de sulfonamidas, también pueden desarrollar una reacción alérgica a glibenclamida.

Para lograr el objetivo del tratamiento con DAONIL® –el control óptimo de la glucemia–, el apego a la dieta correcta, el ejercicio físico suficiente y regular y, si es necesario, la reducción del peso corporal, son tan necesarios como la ingestión regular de DAONIL®.

Durante el tratamiento con DAONIL® debe determinarse regularmente las concentraciones de glucosa en sangre y orina. Además, se recomienda valorar regularmente la proporción de hemoglobina glucosilada.

La vigilancia de las concentraciones de glucosa en sangre y orina también es útil para percibir la aparición de falla terapéutica, tanto primaria como secundaria.

Cuando inicie el tratamiento, el paciente debe ser informado acerca de los efectos y riesgos de DAONIL®, así como de su interacción con las medidas dietéticas y el ejercicio físico; también debe ser enfatizada la importancia de la adecuada cooperación.

Como es necesario durante el tratamiento con cualquier medicamento hipoglucemiante, el paciente y el médico deben estar conscientes del riesgo de hipoglucemia.

Los factores que favorecen la hipoglucemia son:

Renuencia o incapacidad de cooperación por parte del paciente (más comúnmente en pacientes de edad avanzada).
Desnutrición, comidas en horarios irregulares u omisión de comidas.
Desequilibrio entre el esfuerzo físico y el consumo de carbohidratos.
Alteraciones de la dieta.
Función renal disminuida.
Deterioro grave de la función hepática.
Sobredosis de DAONIL®.
Ciertos trastornos no compensados del sistema endocrino que afectan el metabolismo de carbohidratos o la contrarregulación de la hipoglucemia (como, por ejemplo, ciertos trastornos de la función tiroidea y en insuficiencia corticosuprarrenal o hipofisaria anterior).
Administración concomitante de otros medicamentos (véase Interacciones medicamentosas y de otro género).

El paciente debe informar al médico acerca de estos factores y de los episodios de hipoglucemia, puesto que pueden estar indicando la necesidad de vigilancia particularmente cuidadosa.

Si es necesario, debe modificarse la dosis de DAONIL® o la terapia completa. Esto también aplica siempre que alguna enfermedad se presente durante la terapia, o si cambia el estilo de vida del paciente.

Los síntomas de hipoglucemia que reflejan la contrarregulación adrenérgica del organismo (véase Reacciones secundarias y adversas), pueden ser más leves o no presentarse cuando la hipoglucemia se desarrolla gradualmente, cuando existe neuropatía autónoma o cuando el paciente está recibiendo un tratamiento concomitante con betabloqueadores, clonidina, reserpina, guanetidina u otros fármacos simpaticolíticos.

En casi todos los casos, la hipoglucemia puede controlarse rápidamente con la ingestión inmediata de carbohidratos (glucosa o azúcar; por ejemplo, en forma de terrones de azúcar, té o jugo de frutas azucarados).

Para este propósito, los pacientes deberán traer consigo todo el tiempo un mínimo de 20 g de glucosa; además, pueden requerir la ayuda de otra persona para evitar complicaciones.

Los endulzantes artificiales son ineficaces para controlar la hipoglucemia.

Aun cuando hayan tenido éxito las medidas adoptadas inicialmente, puede haber recurrencia del cuadro de hipoglucemia. Por lo tanto, los pacientes deben permanecer bajo estrecha observación.

La hipoglucemia grave, o un episodio prolongado, que puede ser controlada sólo temporalmente con las cantidades usuales de azúcar; adicionalmente requiere tratamiento inmediato, monitoreo médico y en algunas circunstancias, la hospitalización del paciente.

Si el paciente es tratado por diferentes médicos (por ejemplo, en estancias hospitalarias, después de un accidente, o en enfermedades que ocurren durante vacaciones), debe informarles de su condición de diabético y de los tratamiento previos.

El estado de alerta y de reacción pueden estar deteriorados por la hipoglucemia o hiperglucemia, especialmente al inicio del tratamiento, después de alterar el tratamiento, o cuando DAONIL® no se ingiere regularmente. Los trastornos antes mencionados, por ejemplo, afectan la capacidad de conducir vehículos u operar maquinaria.

RESTRICCIONES DE USO DURANTE EL EMBARAZO Y LA LACTANCIA
DAONIL® no debe administrarse durante el embarazo. En la paciente embarazada debe sustituirse DAONIL® por insulina.

Se debe solicitar a la paciente que informe a su médico cuando planee embarazarse.

Se recomienda que tales pacientes sustituyan este medicamento por insulina.

Para evitar la posible ingestión con la leche materna, DAONIL® no debe administrarse a mujeres en el periodo de lactancia. Si es necesario, la paciente debe sustituir este medicamento por insulina, o interrumpir la lactancia.

La glibenclamida cruza la placenta en cantidades mínimas. Se supone que la glibenclamida, como otras sulfonilureas, es excretada en la leche materna.

REACCIONES SECUNDARIAS Y ADVERSAS
Hipoglucemia: La hipoglucemia, algunas veces prolongada, e incluso con amenaza para la vida, puede presentarse como resultado del efecto hipoglucemiante de DAONIL®. Esto sucede cuando hay desequilibrio entre la dosis de DAONIL®, la toma de carbohidratos (dieta), el ejercicio físico y otros factores que influyen en el metabolismo.

Los síntomas de probable hipoglucemia incluyen: cefalea, hambre voraz, náusea, vómito, fatiga, insomnio, trastornos del sueño, intranquilidad, agresividad, deterioro de la concentración, deterioro de la capacidad de reacción y del estado de alerta, depresión, confusión, trastornos del habla, afasia, trastornos visuales, temblor, paresia, trastornos sensoriales, mareos, debilidad, pérdida del autocontrol, delirium, convulsiones, somnolencia, pérdida de la conciencia, incluyendo el coma, respiración superficial y bradicardia.

Además pueden presentarse signos de contrarregulación adrenérgica como sudación, humedecimiento de la piel, ansiedad, taquicardia, hipertensión, palpitaciones, angina de pecho y arritmias cardiacas.

El cuadro clínico de la hipoglucemia severa puede ser similar al de un evento vascular cerebral.

Los síntomas de hipoglucemia casi siempre desaparecen cuando se normaliza el nivel de glucosa en sangre.

Visión: Especialmente al iniciar el tratamiento, puede presentarse deterioro visual transitorio debido al cambio en los niveles de glucemia. Su causa es la alteración temporal de la turgencia y, por lo tanto, del índice de refracción del cristalino, lo cual depende de la concentración de glucosa en sangre.

Tracto digestivo: Ocasionalmente pueden presentarse síntomas gastrointestinales como náusea, vómito, sensación de opresión o plenitud en el epigastrio, dolor abdominal y diarrea. Sin embargo, al continuar con el tratamiento estos síntomas frecuentemente ceden y comúnmente no requieren la suspensión de DAONIL®.

En casos aislados puede presentarse aumento de la concentración de enzimas hepáticas, e incluso deterioro de la función hepática (por ejemplo, con colestasis e ictericia), y hepatitis, que puede desaparecer después de retirar DAONIL®; estas alteraciones pueden producir insuficiencia hepática, que incluso ponga en peligro la vida.

Hematología: Es posible encontrar cambios en el cuadro hemático, posiblemente con amenaza para la vida, los cuales rara vez pueden incluir trombocitopenia ligera a grave (por ejemplo, evidenciada como púrpura), y en casos aislados: anemia hemolítica, eritrocitopenia, leucopenia, granulocitopenia, agranulocitosis y pancitopenia (por ejemplo, debida a mielosupresión). En principio, estas reacciones son reversibles una vez que se discontinúa la administración de DAONIL®.

Otros efectos secundarios: En ocasiones pueden ocurrir reacciones alérgicas o seudoalérgicas, por ejemplo, en la forma de prurito o eritemas. En casos aislados, las reacciones ligeras de tipo urticaria pueden llegar a transformarse en graves, y aun en reacciones que amenacen la vida, con disnea y disminución de la tensión arterial, algunas veces llegando hasta el choque. En caso de manifestarse urticaria deberá informarse de inmediato al médico.

Las reacciones de hipersensibilidad pueden ser por la misma glibenclamida, aunque alternativamente pueden ser provocadas por los componentes de la fórmula. La alergia a los derivados de sulfonamidas también puede ser la causa de una reacción alérgica por glibenclamida. En casos aislados, puede surgir vasculitis alérgica que, en algunas circunstancias, puede poner en riesgo la vida. En casos aislados puede presentarse fotosensibilidad cutánea, y disminuir la concentración sérica de sodio.

INTERACCIONES MEDICAMENTOSAS Y DE OTRO GÉNERO
Los pacientes que toman o dejan de tomar otros medicamentos cuando están en tratamiento con DAONIL®, pueden tener cambios en el control de la glucemia.

Puede presentarse potenciación del efecto hipoglucemiante, y por consiguiente hipoglucemia, en algunos casos en que se administran los siguientes fármacos: insulina y otros antidiabéticos orales; inhibidores de la ECA; esteroides anabólicos y hormonas sexuales masculinas; cloranfenicol; derivados cumarínicos; ciclofosfamida; disopiramida; fenfluramina; feniramidol; fibratos; fluoxetina; ifosfamida; inhibidores de la MAO; miconazol; ácido paraaminosalicí­lico; pentoxifilina (altas dosis parenterales); fenilbutazona; azapropazona; oxifenbutazona; probenecid; quinolonas; salicilatos; sulfinpirazona; sulfonamidas; fármacos simpaticolíticos como los betabloqueadores y la guanetidina; tetraciclinas; tritocualina; trofosfamida.

Puede atenuarse el efecto hipoglucemiante, y por consiguiente incrementarse los niveles de glucemia, cuando se administran los siguientes fármacos: acetazolamida; barbitúricos; corticosteroides; diazóxido; diuréticos; epinefrina (adrenalina) y otros fármacos simpaticomiméticos; glucagón; laxantes (después de uso prolongado); ácido nicotínico (en dosis altas); estrógenos y progestágenos; fenotiacinas; fenitoína, hormonas tiroideas, rifampicina.

Los antagonistas de los receptores H2, la clonidina y la reserpina puede ocasionar tanto potenciación como atenuación del efecto hipoglucemiante.

Bajo la influencia de fármacos simpaticolíticos como los betabloqueadores, la clonidina, la guanetidina y la reserpina, los signos de contrarregulación adrenérgica a la hipoglucemia pueden estar disminuidos o ausentes.

La ingestión de alcohol tanto aguda como crónica, puede potenciar o atenuar de modo impredecible la acción hipoglucemiante de la glibenclamida.

El efecto de los derivados cumarínicos puede ser potenciado o debilitado por la glibenclamida.

Se ha reportado una mayor incidencia de aumento o elevación en los niveles de enzimas hepáticas en pacientes que recibían glibenclamida y tratamiento concomitante con bosentan. Tanto la glibenclamida, como el bosentan inhiben la excreción de sales biliares, lo que puede provocar acumulación intracelular de sales biliares y citotoxicidad. Por lo que no se recomienda la combinación de ambos medicamentos.

ALTERACIONES EN LOS RESULTADOS DE PRUEBAS DE LABORATORIO
En casos aislados, puede presentarse aumento de las concentraciones de enzimas hepáticas.

PRECAUCIONES EN RELACIÓN CON EFECTOS DE CARCINOGÉNESIS, MUTAGÉNESIS, TERATOGÉNESIS Y SOBRE LA FERTILIDAD
Carcinogenicidad: En un estudio de oncogenicidad realizado en ratones, administrando dosis de hasta 3,000 mg/kg de peso corporal/día durante 2 años, no se demostró fomento o inducción de carcinogenicidad.

Mutagenicidad: Un estudio de mutagenicidad en el ensayo de microsoma/Salmonella (ensayo de Ames), no evidenció indicio de mutagenicidad, lo cual fue confirmado en investigaciones de mutagenicidad adicionales, descritas en la literatura.

Toxicología en la reproducción: Estudios de teratogenicidad efectuados en ratas y conejos no indicaron algún efecto teratogénico de la glibenclamida. Sin embargo, después de la administración de muy altas dosis (cien veces la dosis terapéutica diaria máxima) en la fase de organogénesis, se observaron lesiones embriotóxicas (malformaciones oculares). Tales lesiones fueron interpretadas como una consecuencia de la excesiva disminución de las concentraciones de glucosa en sangre, por lo que también pudieron ser causadas por hipoglucemia inducida por insulina.

Se han observado malformaciones en niños de mujeres tratadas con glibenclamida durante el embarazo. No puede excluirse una relación causal con la glibenclamida. En este contexto, debe advertirse que es sabido que en la diabetes mal controlada, se incrementa la incidencia de malformaciones, independientemente del tipo de medicamento.

DOSIS Y VÍA DE ADMINISTRACIÓN
En principio, la dosis de DAONIL® se regula según el nivel de glucemia deseado, y debe ser la más baja posible que sea eficaz.

El tratamiento con DAONIL® debe ser iniciado y vigilado por un médico. El paciente debe tomar DAONIL® en el horario y en la dosis prescrita por el médico.

Las equivocaciones –por ejemplo el olvido de tomar una dosis–, nunca deben corregirse ingiriendo posteriormente una dosis mayor.

Las medidas a seguir para manejar este tipo de equivocaciones (en particular el olvido de una dosis o la omisión de una comida), o las situaciones donde una dosis no pueda tomarse en el horario prescrito, deben ser discutidas y acordadas previamente entre el médico y el paciente.

Si se identifica que se ha tomado una dosis demasiado alta o una dosis adicional de DAONIL®, se debe informar inmediatamente al médico.

Dosis inicial y titulación de la dosis: La dosis inicial es ½ a 1 tableta de DAONIL® 5 mg, una vez al día.

Se recomienda que el tratamiento se inicie con la dosis más baja posible. Esto aplica en particular para pacientes propensos a hipoglucemia (véase Precauciones generales), o que pesan menos de 50 kg.

Si es necesario, la dosis diaria puede incrementarse; se recomienda que el incremento se base en el monitoreo regular de la glucemia, y que la dosis se vaya aumentando gradualmente, por ejemplo, en incrementos de no más de ½ tableta de DAONIL® 5 mg, y en intervalos de una a dos semanas.

Rango de dosis en los pacientes con diabetes bien controlada:

Dosis máxima: La dosis única habitual es ½ a 2 tabletas de DAONIL® 5 mg. No debe excederse de 2 tabletas de DAONIL® 5 mg en una sola dosis. Las dosis diarias mayores deben dividirse en por lo menos dos dosis separadas.

La dosis diaria habitual es 1 a 2 tabletas de DAONIL® 5 mg. No se recomienda exceder una dosis diaria total de 3 tabletas de DAONIL® 5 mg, debido a que las dosis diarias más altas de hasta 4 tabletas de DAONIL® 5 mg son más eficaces sólo en casos excepcionales.

Distribución de la dosis: La temporalidad y la distribución de las dosis deben ser determinadas por el médico, tomando en cuenta el estilo de vida del paciente. Por lo general, es suficiente una sola dosis de DAONIL® al día. Se recomienda tomar dosis diarias de hasta 2 tabletas de DAONIL® 5 mg, antes de un desayuno abundante, o antes de la primera comida fuerte del día, y cualquier parte remanente de la dosis diaria total, antes de la cena.

Es muy importante no omitir comidas después de haber ingerido las tabletas.

Dosis para adultos jóvenes con diabetes mellitus tipo 2: La dosis es la misma que para adultos de mayor edad.

Ajuste subsiguiente de la dosis: Como la mejoría en el control de la diabetes está relacionada por sí misma, con una mayor sensibilidad a la insulina, el requerimiento de glibenclamida puede disminuir a medida que continúa el tratamiento. Por lo tanto, para evitar la hipoglucemia debe considerarse disminuir la dosis o descontinuar oportunamente el tratamiento con DAONIL®. Asimismo, debe considerarse un ajuste de la dosis cada vez que:

– Cambie el peso del paciente.

– Cambie su estilo de vida.

– Aparezcan otros factores que incrementen la susceptibilidad o a la hiperglucemia (véase Precauciones generales).

Duración del tratamiento: El tratamiento con DAONIL® implica normalmente una terapia prolongada.

Sustitución de otros antidiabéticos orales por DAONIL®: No existe una relación de dosis exacta entre DAONIL® y otros antidiabéticos orales. Cuando se sustituye DAONIL® por otros antidiabéticos orales, se recomienda seguir el mismo procedimiento que el utilizado para la dosificación inicial, comenzando con dosis diarias de ½ a 1 tableta de DAONIL® 5 mg. Esto aplica aun en los casos donde se esté cambiando al paciente desde la dosis máxima de otro antidiabético oral.

Debe tomarse en cuenta la potencia y la duración del efecto del fármaco antidiabético previo. Puede ser necesaria la interrupción de la medicación con el fin de evitar alguna suma de efectos que puedan ocasionar riesgo de hipoglucemia.

La glibenclamida suministrada por Aventis Pharma México es diferente a las formulaciones farmacéuticas de otros países, por lo que el paciente debe consultar a su médico antes de cambiar a alguna otra formulación.

Administración: Las tabletas de DAONIL® deben deglutirse sin masticar, con suficiente cantidad de líquido (aproximadamente ½ a 1 vaso con agua).

MANIFESTACIONES Y MANEJO DE LA SOBREDOSIFICACIÓN O INGESTA ACCIDENTAL
Signos y síntomas: La sobredosis aguda así como el tratamiento prolongado con dosis muy altas de glibenclamida pueden ocasionar hipoglucemia severa, prolongada, que amenaza la vida.

Manejo: Tan pronto como se haya identificado una sobredosis de DAONIL®, se debe informar inmediatamente al médico. El paciente debe ingerir azúcar inmediatamente, de ser posible en forma de glucosa, a menos que algún médico ya esté tratando la sobredosis.

El monitoreo cuidadoso es esencial hasta que el médico considere que el paciente se encuentra fuera de peligro. Debe recordarse que la hipoglucemia y sus signos clínicos pueden recurrir después de la recuperación inicial.

En algunas ocasiones puede ser necesaria la hospitalización, aun como medida precautoria. En particular, la sobredosis significativa y las reacciones severas con signos de pérdida de la conciencia u otros trastornos neurológicos graves son urgencias médicas que requieren tratamiento inmediato y hospitalización.

Si, por ejemplo, el paciente está inconsciente, está indicada la inyección intravenosa de una solución de glucosa concentrada (por ejemplo, en los adultos iniciar con 40 ml de solución al 20%). Una alternativa que puede considerarse para los adultos es la administración de glucagón, por ejemplo, en dosis de 0.5 a 1 mg vía I.V., S.C. o I.M.

En particular, cuando se trate la hipoglucemia en niños y jóvenes, la dosis de glucosa administrada debe ser ajustada muy cuidadosamente en vista de la posibilidad de producir hiperglucemia peligrosa, y debe ser controlada por medio de monitoreo estricto de la glucosa sanguínea.

Los pacientes que han ingerido cantidades de DAONIL® que amenazan la vida, requieren de desintoxicación, por ejemplo, mediante lavado gástrico y carbón activado.

Después de que se ha completado el reemplazo agudo de glucosa, es comúnmente necesario administrar por vía intravenosa una infusión de glucosa en concentraciones más bajas, para asegurar que no vayan a presentarse recurrencias de la hipoglucemia. La concentración de glucosa en sangre debe monitorearse cuidadosamente por lo menos durante 24 horas. En los casos graves con un curso prolongado, la hipoglucemia o el peligro de regreso de la hipoglucemia pueden persistir por varios días.

PRESENTACIONES
Caja con 20, 30 y 50 tabletas de 5 mg en envase de burbuja.

RECOMENDACIONES SOBRE ALMACENAMIENTO
Consérvese a temperatura ambiente a no más de 30°C y en lugar seco.

LEYENDAS DE PROTECCIÓN
Su venta requiere receta médica.
No se deje al alcance de los niños.
Literatura exclusiva para médicos.

SANOFI-AVENTIS DE MÉXICO, S. A. de C. V.

Reg. Núm. 73050, SSA IV
AEAR-06350160100205/RM2007


Tu Nombre:
Tu Email:
El Email de tu amigo:
Mensaje:
 

Las direcciones de correo que pongas aquí no se guardan en ningún lado y no llevan spam ni publicidad.



Contacto: Webmaster
Visite: www.FamGuerra.com
Visite: Calculadora Smartpoints Weight Watchers
Changing LINKS